• Caracas (Venezuela)

Antonio Ecarri Bolívar

Al instante

Antonio Ecarri Bolívar

“Absténganse” a las consecuencias… ¡del sapeo!

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La revista Zeta, en su columna Brasero de esta semana, da cuenta de cómo la Gerencia de Recursos Humanos de Pdvsa emitió una circular, la que plagada de errores ortográficos dice así: “Viajes al exterior por parte de personal de PDVSA a nivel nacional. La Gerencia de Recursos Humanos de PDVSA, a través de la Superintendencia de Calidad de Vida PROHIBE A TODO EL PERSONAL de Petróleo de Venezuela y sus filiales viajar a cualquier lugar de los Estados Unidos principalmente a New York, Las Vegas, Florida y Chicago, el personal que se descubra que viajo tendrá que abstenerse a las consecuencias de dicho mandato. Contacto: se agradece a los empleados que quieran hacer justicia y hacer llegar los nombres de las personas que conocen que viajen a estos destinos ir inmediatamente a las oficinas de Calidad de Vida para cualquier denuncia correspondiente” (sic).

Los errores ortográficos de esta malhadada circular es una agresión al idioma, pero no es eso lo más grave sino el contenido denigrante que entraña y de dónde proviene: una institución de un “Estado democrático” que prohíbe, de manera inconstitucional, el libre tránsito de sus empleados y, lo que es más aberrante, exhorta a los que no viajen a que se conviertan en “sapos”, en delatores, de sus compañeros de trabajo.

Antes de analizar esa conducta oprobiosa de la estatal petrolera, hay que señalar otra incongruencia, o más bien, una contradicción dialéctica (de estos marxistas de pacotilla que les gusta tanto esa palabreja dentro de sus necias monsergas): la Gerencia de “Calidad de Vida”, dependiente de la Gerencia de Recursos “Humanos” es la que emite la orden entre fascista y payasa que maltrata no solo a sus compañeros de trabajo, sino  a todos quienes la hemos leído por lo burda, antidemocrática, ignara e ineficaz, en definitiva.

Entonces, uno se pregunta: ¿les parecería a estos ignorantes, que redactaron la policíaca orden, de mucha “Calidad de Vida” y muy “Humana” esta misiva que circuló por todas las dependencias de Pdvsa? Y la siguiente pregunta es consecuencia de la anterior: ¿qué tendrá en el cerebro y en el alma quien ordenó la redacción (porque el que la redactó ya sabemos nada tiene en el coco) de esa estúpida como malvada amenaza contra sus propios compañeros de trabajo?

Lo que indigna es que tenemos la intuición de que esa circular no pudo haber sido redactada, al menos es nuestra secreta aspiración, por ningún venezolano sino por un extranjero proveniente de algún país tiránico, porque mis compatriotas no son de tan baja calaña e indignidad. Me resisto tercamente a creer que en Venezuela hayamos llegado a tales extremos de bajeza, que tengamos al frente de instituciones del Estado a pillos tan desalmados que persigan con esa saña a otros compatriotas.

Ahora bien, si existen, no los voy a amenazar, pero les voy a prevenir: cambien esa conducta, porque así actuaban los esbirros de la Seguridad Nacional. Aquellos exhortaban a sus informantes a “hacer justicia para hacer llegar nombres de opositores”. Pregunten, infórmense, cuál fue el destino de ellos cuando cayó la dictadura. No se atengan sino, como ustedes mismos dicen en su peculiar idioma “sapeador”,… ¡“absténganse” a las consecuencias!