• Caracas (Venezuela)

Aniversario 72

Al instante

Rufino Blanco Fombona (1874-1944)

Rufino Blanco Fombona

Rufino Blanco Fombona

El autor de El hombre de hierro fue enviado a la cárcel por Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Uno de los intelectuales más notables de la historia venezolana ingresó en la Universidad Central de Venezuela en 1889, para estudiar Derecho y Filosofía. Sin embargo, pronto abandonó la carrera y se inscribió en la Academia Militar.

Participó en la Revolución Legalista, en 1892, y tres años más tarde publicó su primer escrito, el poema Patria.

Durante el gobierno de Cipriano Castro ocupó varios cargos públicos, pero también le tocó pasar un período en prisión, por oponerse al monopolio del caucho en Amazonas, como gobernador del entonces territorio federal. Tras las rejas escribió una de sus novelas más conocidas, El hombre de hierro.

Fue nombrado diputado por el gobierno de Juan Vicente Gómez, pero el tirano también lo envió a la cárcel, por criticar su gestión.

Vivió en París y Madrid, donde fundó la editorial América. Muerto Gómez, regresó al país. Fue presidente del estado Miranda e incorporado como individuo de número a la Academia Nacional de la Historia.

El crítico Ángel Rama escribió sobre el autor: "Cuando cuenta sus conquistas amorosas, cuando vilipendia a sus enemigos, cuando narra novelescamente su propia vida (incluyendo el admirable Viaje al Orinoco de 1905 que es un pequeño libro de viajes, de los excelentes que sabía escribir como Por los caminos del mundo, develando antes que José Eustasio Rivera la intrarrealidad bárbara de una América cruda), cuando mira bruscamente la realidad a su alrededor sin entrometerse en ella, cuando reflexiona sobre los destinos de la literatura americana, cuando se contradice, cuando se alaba, cuando se busca vanamente en el espejo de su Diario, cuado se siente viejo y abandonado, cuando redescubre el afecto paternal, cuando razona torcidamente sobre el socialismo, cuando se complace en la amistad, cuando lee arbitrariamente libros, cuando más nos disgusta, forzoso es reconocer que está más viviente, que nos resulta un prójimo de nuestro tiempo, aventando el polvo que en cambio recubre tantas obras literarias suyas en que puso tantas esperanzas. Vivo, veraz, arbitrario, caprichoso, expuesto a las críticas, agresivo atormentado, Rufino Blanco Fombona es un estricto contemporáneo".