• Caracas (Venezuela)

Aniversario 72

Al instante

Eduardo Mendoza Goiticoa (1917-2009)

Eduardo Mendoza Gottico

Eduardo Mendoza Goiticoa

Era descendiente del primer presidente de la Primera República, Cristóbal Mendoza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En abril de 1935 Eduardo Mendoza Goiticoano había cumplido los 18 años de edad. Le faltaba poco para graduarse de bachiller del colegio La Salle y le gustaba la música de Gardel. Ya nonagenario –aunque todavía activo, pues hasta taichi practicaba–, le contó a la periodista Milagros Socorro –en una entrevista publicada en este diario– cómo fue a ver al ídolo a Caño Amarillo, a donde llegó directo de La Guaira en su única visita a Venezuela.

Descendiente del primer presidente de la Primera República, Cristóbal Mendoza –quien propuso otorgar el título de Libertador a Simón Bolívar-, por el lado materno, así como del propio Bolívar por el paterno, fue el séptimo de sus hermanos, entre los que se contaba el empresario y filántropo Eugenio Mendoza Goiticoa. A mediados de la década de los treinta, sin embargo, la familia no era adinerada, y Eduardo solicitó una beca al Estado para poder estudiar en el exterior. Regresó de Argentina en 1942, graduado de ingeniero agrónomo, y se instaló en los Valles del Tuy, pero no por mucho tiempo.

El día siguiente al golpe al gobierno de Medina Angarita fue llamado por Rómulo Betancourt, presidente de la Junta Revolucionaria de Gobierno, para ofrecerle el Ministerio de Agricultura y Cría. Antes de asumir el cargo presentó de manera voluntaria una declaración jurada de sus bienes, algo que no era obligatorio y que representó un hecho inédito en el país. Para 1946 la ONU había creado el Instituto Internacional de Refugiados, para fomentar las migraciones de los desplazados por la Segunda Guerra Mundial.

Entonces Mendoza Goiticoa le propuso a Betancourt un programa de inmigración selectiva que trajo a Venezuela a más de 10.000 personas en sus 2 primeros años, la mayoría agricultores, y en 1947 se firmó un convenio con el Comité Intergubernamental de Refugiados, mediante el cual la nación se comprometió a recibir una cuota de 15.000 inmigrantes al año.Meses después, sin embargo, el ingeniero renunció al cargo, en protesta por la importación de un lote de carne de Argentina, país donde había fiebre aftosa. Años más tarde, en 1959, Betancourt le volvió a ofrecer el Ministerio de Agricultura, pero Mendoza lo rechazó.

Igual respuesta obtuvo Raúl Leoni cuando, como presidente, le hizo la misma propuesta. Al final de su vida, el abuelo del mismo Leopoldo López que permanece recluido en Ramo Verde se arrepentiría de ambas negativas. Mendoza Goiticoa fue el ministro más joven de la historia venezolana hasta 2008, cuando el fallecido Hugo Chávez nombró titular del Despacho de la Presidencia a Héctor Rodríguez, que entonces contaba 26 años de edad y quien ahora se desempeña como ministro de Educación.

En la misma entrevista con Socorro, el ingeniero le habló sobre su propia vejez y sobre la situación nacional: “Lo más duro es soportar la muerte de los seres queridos, sobre todo la desaparición de mi esposa, que ocurrió en noviembre del año pasado. La soledad es tremenda y muy difícil de sobrellevar. Y no menos desolador es llegar a esta edad y ver el país como está.Jamás en la vida imaginé que Venezuela, en el año 2007, iba a estar en esta situación desastrosa, tomando en cuenta, además, el desperdicio de oportunidades brillantes y el malbaratamiento de los recursos. Esto me duele profundamente. Es absurdo lo que estamos viviendo, es como si hubiéramos sido invadidos por un enemigo nefasto. Pero yo creo que, aunque no será muy pronto, sí voy a ver un país mejor”.