• Caracas (Venezuela)

Aniversario 72

Al instante

N. D. Dao (1906-1984)

ND Dao

ND Dao

Nazri David Dao participó en la manifestación del 14 de febrero de 1936, que se encaminaba a Miraflores con la intención de exigir la restitución plena de la democracia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con 20 años de edad llegó el libanés Nazri David Dao a Venezuela, donde optó por simplificar su nombre a N. D., como incluso su esposa lo llamaba.

Arribó a Puerto Cabello, donde nueve años más tarde fundó una compañía de importaciones y representaciones. Había querido ser periodista pero sus habilidades para los negocios las aprovechó para otros caminos, aunque siempre se mantuvo cerca de los intelectuales y las artes.

Dao, por ejemplo, era amigo personal de Caracciolo Parra Pérez, y patrocinó la publicación de su obra Miranda y la revolución francesa. También fue amigo de políticos como Jóvito Villalba, con quien participó en la manifestación del 14 de febrero de 1936, que se encaminaba a Miraflores con la intención de exigir la restitución plena de la democracia.

Convertido en fundador de Bancaribe, institución que nació en 1954 con un compromiso permanente de responsabilidad social, pudo ayudar a financiar los proyectos de muchos inmigrantes, de trabajadores del campo y del mar y de gran parte de la población de Puerto Cabello, a la que siempre agradeció haberle dado la bienvenida.

Como se recoge en la biografía del banquero que publicó la colección Biblioteca Biográfica Venezolana –empresa, por cierto, patrocinada por la Fundación Bancaribe– de la editorial Libros El Nacional, el cronista de Puerto Cabello, Asdrúbal González, escribió sobre el emprendedor: “Carácter expansivo y cordial, iluminado por una irresistible inclinación hacia la cultura, desde el primer momento Dao y yo nos reunimos con los vínculos de una cordial amistad, a la cual ha servido de eje el mutuo interés por los libros, la seducción de las obras de arte y la inclinación a todas las manifestaciones espirituales. Después, al ensanchar y profundizar los horizontes de nuestro conocimiento, estas cualidades que en principio me sorprendieron por tratarse de una persona por entero dedicada al comercio se me representaron en forma lógica y armoniosa. Y es que en la personalidad de N. D. Dao conviven Minerva y Mercurio, sin que la brillantez de aquella debilite la solidez de este”.