• Caracas (Venezuela)

Aniversario 71

Al instante

La libertad de ser hombre o reina

Entre coronas, vestidos y tacones Erick Díaz o Valentina / Por: Daniela Chacón | dchacon@el-nacional.com

Entre coronas, vestidos y tacones Erick Díaz o Valentina / Por: Daniela Chacón | dchacon@el-nacional.com

Entre coronas, vestidos y tacones Erick Díaz o Valentina, como él mismo dice que es su nombre de mujer, cuenta su historia como un artista de la transformación. Manifiesta que no se siente una mujer atrapada en el cuerpo de un hombre y que la libertad “está en cómo tú, como ser humano con cualquier tendencia sexual, respetes y te pongas límites para poder mantener en equilibrio y orden la sociedad”

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


Todo comenzó hace aproximadamente dos años como una aventura, un juego de compañeras, para ver qué tal se sentía ser mujer o vestirse como tal. Hicimos un concurso entre nosotras para escoger la reina del grupo y yo era quien cumplía con el prototipo de mujer por lo delgado y lo fino de mi contextura; ese día gané el concurso y comenzó toda una aventura.

Volví a vestirme de mujer para un concurso en una discoteca de ambiente. Me gustó lo seguí haciendo, hasta que llegó el momento de escoger el tema de mi tesis de grado de Comunicación Social en la Universidad Católica Andrés Bello. Estoy haciendo un documental sobre el arte de la transformación y todo lo relacionado con los certámenes de belleza gay. El protagonista soy yo.

Cuando le conté a mi familia que era gay, fue un poco difícil de aceptarlo, tanto para mi mamá como para mi abuela, pero poco a poco han ido entendiendo y les he demostrado que todo lo que hago es un arte y no es por ser homosexual.

No me siento mujer ni tampoco travesti, esto solamente es un personaje que represento. El hecho de vestirme de mujer ha rescatado mi hombría, estoy consciente que mi personalidad o mi personaje de mujer no se debe robar mi parte masculina. De hecho jamás he pensado en transformarme (operarme y asumir por completo una identidad femenina) dado que todo esto lo veo como un arte. Por eso tampoco me gusta la palabra travesti, sino artista de la transformación.

Travestismo, para mí, es ser hombre pero vestirse de mujer y no es algo tan artístico, en cambio el arte de la transformación requiere de mucho esfuerzo, pensar muy bien lo que se va a hacer para verte como una mujer y lograr así convencer a los que te ven de que eres una auténtica mujer.

No me siento una mujer encerrada en el cuerpo de un hombre. De hecho me gusta vestirme como hombre, solo utilizo atuendos de mujer para momentos determinados. Muchas personas me preguntan que si he pensado en el hecho de transformarme y mi respuesta es que no me imagino operándome ya que es un proceso difícil, de mucha inversión y a nivel sentimental me afectaría.

Libertad, como tal, es un concepto muy difícil. Para mí sería hacer lo que uno quiera y lo que te haga sentir feliz, pero siempre respetando los patrones y los límites que la sociedad  te impone.

La libertad está en cómo tú, como ser humano con cualquier tendencia sexual, respetes y te pongas límites para poder mantener en equilibrio y orden la sociedad.

Vivimos en una sociedad bastante difícil donde todavía no se acepta la homosexualidad: el hecho de que convivamos en pareja, adoptemos niños y menos aún, que un hombre se vista de mujer y ande por la calle. Para mí la libertad sería que nos aceptemos los unos a los otros y nos respetemos. 

Cuando el respeto esté en la sociedad venezolana, sin importar la tendencia sexual y nos aceptemos los uno a los otros, podremos decir que de verdad existirá libertad, sin importar la decisión de si alguien quiere ser hombre o mujer.

El 7 de septiembre participaré en mi primer certamen de belleza llamado Miss Gay Globe Venezuela, en el teatro Incret de El Paraíso, donde estarán veteranas, como ellas mismas dicen,  pero yo me siento muy segura dado que he invertido tiempo en prepararme. Espero ganar una de las coronas del concurso y así ir coronado y vestido de mujer a UCAB.

Para poder lograr cualquier cosa que tú quieras, lo más importante es amar lo que tú haces, cuando esto sucede las cosas se te hacen más fáciles, y esa ha sido mi clave, lo que pongo en práctica en cada cosa que hago. Amar lo que estoy haciendo para que la gente lo perciba y se transmita a mi público.