• Caracas (Venezuela)

Andrés Volpe

Al instante

La ignorancia atrevida del chavismo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Muchas acusaciones se han hecho sobre el irrespeto que expresa el chavismo hacia el conocimiento y la ciencia. Normalmente, la duda queda suspendida por falta de confirmación, ya que, si bien se sospecha la ignorancia de los líderes de la dictadura, son ellos los que siguen ejerciendo el poder político en Venezuela. Al pasar el tiempo, poco a poco la duda se ha ido despejando para dar paso hacia la confirmación de la sospecha. Somos conducidos hacia la afirmación que nos hace creer enteramente en el hecho de que la nueva élite política de la dictadura está conformada por ignorantes atrevidos que, envalentonados por su falta de conocimiento, agreden la inteligencia sobre la cual se apoya la dignidad de la humanidad.

No me refiero a las múltiples ocurrencias del dictador Nicolás Maduro, porque estas son harto conocidas. De ellas se tiene un gran inventario que causaría vergüenza en cualquier líder político, aunque este se empeñe en hacernos creer que son actos inteligentes para distraer la atención de los problemas que generan la crisis venezolana. Me estoy refiriendo a las palabras de la precandidata del PSUV, Rona del Valle Gómez, al proponer sembrar “maticas de Acetaminofén” con una energía en su discurso que emulaba al difunto y supuesto líder galáctico. Sin embargo, la culpa no es enteramente suya, debido a que sus ideas y su actitud discursiva son el reflejo del movimiento al cual pertenece, ya que ellos, en todos los niveles, promulgan el culto a la ignorancia. La culpa es, por lo tanto, compartida.

La agresión fundamental es conceptualizar la ignorancia como una virtud, ya que esto atenta contra la idea misma del hombre como ser diferenciado entre los demás seres de la naturaleza por su inteligencia y su capacidad de generar conocimiento. El chavismo propone la ignorancia como una bandera política que debe levantarse frente a la ciencia, ya que, según el discurso de Rona del Valle Gómez, el venezolano se ha vuelto dependiente del conocimiento ajeno, así como, de la misma manera, se ve aquejado por ello. Esto es solo una ramificación más del discurso común promovido por el dictador Nicolás Maduro, y el chavismo en general, de una guerra económica por parte de un enemigo omnipresente. Lo que lleva a la irremediable conclusión de que el chavismo no solo ha buscado el empobrecimiento material del país al implementar un sistema económico socialista, sino también trabaja hacia el empobrecimiento mental de los ciudadanos mediante la promoción de la ignorancia como virtud de un pueblo.

La campaña política contra el conocimiento y la ciencia es típica de los regímenes totalitarios, ya que, como establece Friedrich A. Hayek en Camino de servidumbre, los dictadores necesitan de una masa ignorante para moldearla de acuerdo con una voluntad única que sirva como arma política en el aseguramiento y mantenimiento del poder. La eliminación del individuo para supeditarlo a la masa es esencial para garantizar la existencia en el tiempo de un régimen totalitario, porque solo mediante la organización de un grupo de ignorantes dispuestos a perpetuar el mal es que los dictadores logran dominar a la sociedad.

@andresvolpe