• Caracas (Venezuela)

Ana María Matute

Al instante

Ana María Matute

“Miénteme más”

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por más crudo que suene, es la realidad. Si quisiera ponerle música a este artículo, y tuviera la voz de Soledad Bravo, o de Toña La Negra, cantaría “Miénteme más, que me hace tu maldad feliz”.

Pero no se trata de un chiste, y de antemano ofrezco disculpas al que comience a leer esto y piense que soy una amargada sin remedio. Los que me conocen saben que, como todo el mundo, he tenido mis altibajos en el plano personal. Pero hace mucho tiempo que decidí afrontar la vida con una sonrisa, sin equipaje lleno de odio.

Lo que pasa es que Nicolás me la pone muy difícil. Hace tiempo escribí un tweet en el que afirmaba que Venezuela es una mujer a la que el marido la maltrata, y sin embargo no sabe cómo salir de es casa destruida por el dolor y la culpa. Digo la culpa porque mi hermana, que es psiquiatra y se ha dedicado a tratar violencia intrafamiliar, afirma que en un hogar como ese la mujer sufre mucho, pero el hombre también está enfermo.

Estamos en esas. Y la gente común no se da cuenta de que “maltrato” no es solamente darle un porrazo a alguien (mujer u hombre). Maltratar es también hablar feo, insultar, mirar mal, poner al otro a pasar trabajo, mentir.

Venezuela tiene 16 años escuchando mentiras, como ese mamotreto que titularon Ley sobre el Derecho a la Mujer a una Vida Libre de Violencia. En estos días en una cola en una farmacia una mujer comenzó a hacer catarsis hablando conmigo: “La gente no se da de cuenta (sic) porque se contenta con que le regalen una lavadora. Yo soy una vieja que no tendría que estar madrugando todos los días para hacer colas, y aquí me ves. Vengo todos los días a ver qué consigo, porque mis hijas trabajan y no tienen tiempo. Esto es un maltrato, este gobierno lo que hace es maltratar a las mujeres, pero no aprenden. Lo que son es mentirosos, eso de estar defendiendo a la mujer y nos ponen a pasar trabajo”.

Yo creo que lo primero que hay que hacer es elevar la autoestima de los venezolanos, así como en una terapia trataríamos de elevar la autoestima de la pobre mujer maltratada. Si nosotros dejáramos de conformarnos con las migajas y los malos tratos, es posible que salgamos de esto.

Ahora no me vayan a decir que estoy como María Corina, conspirando, porque entonces tendrían que llevar a juicio a todos los que hacen colas para comprar algo.

María Corina es la más visible, pero cada venezolana sabe, en el fondo de su corazón, que este gobierno es un mal marido que lo que hace es mentir y maltratar, y hay que salir de eso.