• Caracas (Venezuela)

Ana María Matute

Al instante

Aló, ¿Yubraska?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Estoy preocupada por ti, y como es muy largo lo que quiero decirte, prefiero escribirte. Además creo que entre vender la torta y el Nestea en la plaza de Petare no tienes tiempo para atenderme con propiedad.

Mi preocupación tiene varios motivos. Primero, que nadie te responde el teléfono. Llamas y llamas a la gente y lo que haces es hablar con una contestadora. Eso es terrible, aunque te devuelvan la llamada. Dígame cuando te agarraron en la cola del pernil, necesitabas ayuda urgente y al final me quedé sin saber si te habían auxiliado. La vida de bachaquera es muy dura, lo sé, y eso es algo que espero que noten los nuevos diputados por los que votaste, porque su deber es pensar en una mejor manera de que te ganes la vida. Eso de vender torta o vender lo bachaqueado es muy ingrato, no tienes seguro, no tienes entrada fija y te desgastas físicamente.

Ya que manifestante abiertamente tu disgusto con la situación que vivimos los venezolanos, quiero decirte que soy solidaria contigo. Que me preocupan tus ocho muchachos y que no consigas ni para comprarle el Nenuco a Yoanyelly.

No creo, insisto, que sea suficiente lo que estás ganando con la torta, y menos quisiera que te convirtieras en amante de cierto señorón del gobierno para poder darle de comer a tus niños.

Mucho cuidado, porque también he escuchado a un fulano por allí que dice que era tu marido hasta hace poco y que es de un consejo comunal que te está echando la culpa de que los chavistas ahora le dan patadas porque se enteraron de que tú apoyaste a la oposición. Ojalá también los nuevos asambleístas sepan protegerte de retaliaciones, no vaya a ser que pases a engrosar la cifra de mujeres agredidas y hasta muertas a manos de un marido rabioso. No es que yo crea en estereotipos, no me gusta etiquetar a la gente, pero los chavistas tienen una fama bien ganada de violentos, y me da miedo que ese ex tuyo te vaya a pegar tu tanganazo.

Quiero aconsejarte que tampoco te vayas a arrejuntar con el guardia nacional ese que te anda haciendo ojitos, porque de seguro tiene una mujer y cinco muchachos por otro lado. Deja de creer en pajaritos preñados. Los diputados que se estrenan deben pensar en algo que realmente te saque de toda esta marginalidad, que te enseñe a valerte por ti misma para que puedas darles una base más sólida a tus muchachos. Por eso le pido en nombre tuyo a nuestros nuevos representantes, que hagan normas que aseguren un mejor nivel educativo para ti y para los tuyos, para que nunca más sean víctimas de algunos vivos que lo que hacen es fastidiar la paciencia. Si hubieras tenido educación y principios, tendrías más posibilidades de vivir dignamente.

También te agradezco que hayas convencido a muchas de tus amigas de votar, porque, quieran reconocerlo ahora o no los políticos de carrera, es en el apoyo de ustedes en donde se encuentra la victoria y el futuro. Tú y las muchas Yubraskas como tú que han tenido pocas oportunidades en la vida y que solamente han recibido las limosnas de estos rojitos pueden y deben ser pilares fundamentales para reconstruir la democracia.

Que no haya más mujeres con ocho muchachos que tengan que hacer largas colas para poder comer, o vender cualquier cosa o aguantarse a un mal marido para mantener a sus muchachos es fundamental. Es tarea pendiente, hace falta educación.