Disfrutar de Perú más allá de las multitudes

Machu Picchu es su principal atractivo turístico, pero la visita es complicada debido a la masiva concurrencia diaria de visitantes

Puno Tours

La publicación Wired for adventure realizó una lista de algunos lugares menos conocidos de Perú, más allá del atestado Machu Picchu, pero que valen la pena y los cuales aconseja recorrer en ciertos tramos en bicicleta o en caminata para contemplar el encantador paisaje.

Valle Sagrado. El verde panorama que ofrece el camino desde Pisac hasta Ollantaytambo, en el corazón del Valle Sagrado de los Incas, invita a desplazarse sobre dos ruedas y quedar maravillado con los cultivos multicolores, el río Vilcanota y los apus nevados como telón de fondo.

Alpamayo. Considerada “la montaña más hermosa del mundo” y localizada a poco más de 400 kilómetros al noreste de Lima, el pico nevado Alpamayo con sus 5.947 metros de altura es una de las joyas de la Cordillera Blanca, en la región Áncash, y objetivo anhelado de los amantes del alpinismo y del turismo de montaña.

Cordillera de Huayhuash. Próxima a la Cordillera Blanca y aunque mide 28 kilómetros de ancho, es considerada la más remota de los Andes peruanos por poseer los picos nevados más altos del país (por encima de los 6.000 metros de altura). A primera vista, estas montañas pueden parecer impenetrables, pero un deslumbrante sendero conduce a un circuito lleno de sorprendentes paisajes nevados, flora y fauna únicas.

Ausangate. En el sur de Cuzco se encuentra el pico nevado Ausangate, que con 6.384 metros de altura es la montaña más alta del sur del Perú. Esta gigantesca montaña andina es reverenciada desde tiempos remotos como un apu o deidad protectora. Atravesar mesetas, abras y pendientes de creciente altitud, contemplar lagos turquesas y glaciares forman parte de la aventura.

Islas de los Uros. Estas islas, en el lago Titicaca, han sido creadas completamente con las boyantes totoras que crecen en abundancia en las riberas del lago más alto del mundo. Los habitantes utilizan estos tallos para construir barcos y artesanías locales que venden junto con los coloridos tejidos de lana.

Pacaya Samiria. Una gran aventura es recorrer el río Amazonas a bordo de una embarcación fluvial y visitar un destino dueño de una extraordinaria biodiversidad: la Reserva Nacional Pacaya-Samiria. En las excursiones se puede conocer a los habitantes de la Amazonía: perezas, monos araña, tortugas gigantes de Suramérica, pirañas, tigrillos, guacamayos, e incluso existe la posibilidad de avistar y nadar cerca de un delfín rosado.

Choquequirao. El vasto Camino Inca conduce a una diversidad de destinos, entre ellos Choquequirao, en el límite entre las regiones de Cuzco y Apurímac. Las ruinas de la ciudadela se encuentran a 3.104 metros sobre el nivel del mar y llegar hasta ahí en una caminata toma de 4 a 5 días.