• El alfiler

Caribe a rayas

El mar es una línea recta, infinita, inalcanzable. Y cada verano recuerda -como lo hacen este 2018 las firmas Adaia, Vanessa Farina y Fabiana Pigna- que esas líneas se llevan en el guardarropa

El verano asoma su horizonte recto y azul. Esa línea lejana de océano y firmamento. El sol, redondo, amarillo, llameante, empieza a retar ristras de sombrillas de rayas clavadas en la arena. Las palmeras y sus líneas de sombras, como huellas perecederas del trópico. Y en cualquier bahía o playa de pescadores, las orillas -quietas, serenas, tranquilas- siempre agrupan un cardumen de peñeros, pintados en los astilleros locales con franjas de colores.

A esa línea en el mapa que es la costa se le visita al menos un weekend para una zambullida, o dos, o tres. Con ese escape en mente, la diseñadora de moda venezolana Vanessa Farina, en su colección Caribeña SS 2018, imaginó una serie de esenciales para esos días de mar azul desde una firma de marroquinería artesanal trabajada con el arte y la sapiencia de los talabarteros regionales como parte de un legado.

Sus viseras, en piel de vaqueta y lona de gruesas rayas, destacan en esos días de sol, arena y agua de coco. Un imprescindible de Vanessa Farina en esta temporada. Su apuesta en amarillo, blanco y azul está integrada por la visera Araguaney, como tributo al amarillo alegre que viste las ramas del árbol nacional cada primavera, y la visera sombrilla azul, que evoca el paisaje de arenas largas y  sombrillas marineras que se abren como flores de playa bajo el sol del verano.

Las costuras de Fabiana Pigna, la diseñadora de moda venezolana asentada en Los Ángeles, en su Resort 2018, imaginan los blancos y azules del verano en camisas y vestidos de algodón japonés. "La construcción de los algodones japoneses es de primera calidad", da cuentas Pigna. Así, piezas de una sastrería femenina con prints de listas en formas simples y minimalistas muestran siluetas de ondas tenues como suaves olas.

Un azul infinito, lineal. Un trópico horizontal. Días para saltar desde muelles en chapuzones a aguas cristalinas. Para ir por marea y rayos de sol. La firma Adaia, bajo la dirección creativa de la venezolana en Miami Arianna Marín Margiotta, ya lanzó su tercera colección Prana, que en sánscrito significa "un mar universal de energía que infunde y vitaliza toda la materia".

Desde sus inicios Adaia ha apostado por siluetas puras y austeras en colores absolutos. Y con Prana confirma ese lenguaje de mucha simpleza este 2018, con diseños de bañadores a rayas, en enteros y dos piezas, siempre en un estilo atemporal para una mujer que se va a esa línea azul que es el Caribe.

En Instagram: @vanessafarinav @adaiaswimwear @fabiana_pigna_