Federer: La derrota es menos importante si pienso en la temporada completa

EFE

El suizo Roger Federer aseguró en rueda de prensa que la derrota de este sábado ante el belga David Goffin en las semifinales del Masters es no es tan importante si se analiza la temporada completa.

"Es un poco decepcionante acabar de esta manera, pero lo que ha pasado es menos importante si pienso en cómo ha sido la temporada completa. Con este año, estoy extremadamente feliz", reconoció el campeón de 19 grandes.

Federer cayó en tres sets ante Goffin y se despidió de la posibilidad de sumar en estas Nitto Finales ATP su séptimo entorchado como maestro.

"Es simple, no sentí que pudiera hacer muchas cosas diferentes en esta pista. Si me dices que (Goffin) iba a jugar atrás en la pista y a darle mucho efecto a la bola, en fin, es un gran cambio. A parte de eso, no vi muchas diferencia respecto a nuestros enfrentamientos previos", confesó.

El de Basilea también le dio merecido reconocimiento a su rival, al que ve con opciones en la final de este domingo.

"Claramente, tiene una oportunidad. Es complicado recuperarse cuando ganas a alguien como Nadal. Lo vimos en su siguiente partido. Con alguien como yo, es la misma situación. Creo que jugó muy bien hoy y que se merece la final. Es lo que le dije en la red al acabar el partido", explicó.

En 2016, Federer terminó su temporada tras el torneo de Wimbledon, por problemas en la rodilla y para preparar de manera adecuada este año.

El suizo reconoció que no tenía ya ningún problema en la rodilla y aseguró que la lesión de espalda, que no le permitió competir al cien por cien en Montreal (Canadá), fue algo puntual.

"Estoy muy aliviado de haber podido acabar la temporada fuerte en Shanghai, la Copa Laver, Basilea y aquí. Eso te muestra que las lesiones son cosa del pasado. Considerando cómo fue el año pasado, esta temporada ha sido perfecta", reflexionó Federer que ha ganado este año siete títulos, entre ellos dos del Grand Slam, el Abierto de Australia (quinta vez) y Wimbledon (octava).

Federer destacó que una vez acabado el curso, se tomará dos semanas de vacaciones y después, en diciembre, comenzará sus entrenamientos con el objetivo de estar preparado para la disputa de la Copa Hopman en Perth (Australia) que se disputará a finales de año.

"Siento que necesito vacaciones en este momento de la temporada, no solo por mí, también por mi mujer y por mis hijos. Todos necesitamos pasar tiempo con la familia. Amamos eso. Son los momentos más importantes de nuestra vida", afirmó Federer