Barbra Streisand salió de gira para comprar un Modigliani

Si desea ver a Barbra Streisand cantar en vivo, tendrá que mirar su nuevo especial en Netflix. La emblemática artista expresa que no volverá a subirse a un escenario. Y no lo dice porque quiere que vea Barbra: The Music... The Mem'rie... The Magic!, disponible desde la semana pasada en el servicio de streaming.

Streisand no salió de gira durante 27 años porque en 1967, en plena actuación, olvidó la letra de su canción. Los conciertos en vivo le producen demasiados nervios como para considerar hacerlo de nuevo. “No, no volvería a hacer nunca otro show. Es agotador. Nunca volveré a sentarme a planificar otro espectáculo como tuve que hacer para este”, indicó sobre el trabajo especial grabado durante la parada de su gira en Miami el año pasado.

La artista ha dicho antes adiós solo para volver a los escenarios de nuevo. Esta vez advierte que habla en serio, aunque acota: “Yo nunca digo nunca”. Señaló que prefiere grabar música en un estudio y hacer películas: “Es algo privado. No me importa cómo me veo. (...) No soy juzgada en el momento”.

¿En serio no va a hacer otra gira?

—No. No puedo. Sencillamente es demasiado difícil. Hay tantos artistas que actúan todo el año, 200 o 300 días del año. Les encanta. Yo desearía sentirme de ese modo. Sería maravilloso porque es muy rentable, pero no puedo hacerlo. Es demasiado difícil. Pienso en lo que voy a comer después del show. Planifico las comidas para librarme de la ansiedad. De hecho, hice esta última gira por una pintura. Soy una gran admiradora de (Amedeo) Modigliani. Había una pintura de él que quería para la que realmente tuve que ahorrar. (...) Se la presté al Museo Tate en Londres. No puedo trabajar por dinero, tengo que trabajar por un objeto que me encante, algo con lo que quiera vivir.

¿Qué pueden esperar sus fans del especial de Netflix?

—Busco encarnar cada canción como actriz. Intento pensar en todo el especial como la productora-directora que soy. Trato de ser muy honesta con mi público, hablar sobre estos tiempos, sobre la falta de política.

¿Cuando se relaja, qué ve en Netflix?

—Es una pregunta graciosa. Me gusta The Crown. Y la verdad es que mi esposo (James Brolin) y yo hacemos maratones. Recuerdo cuando comenzamos a ver Homeland, vi ocho episodios seguidos.

Ha trabajado en Hollywood durante muchos años. ¿Cree que hay menos tolerancia para el abuso sexual en la industria desde que la gente comenzó a denunciarlo y ha habido consecuencias serias?

—Sí, y se puede entender. Yo estoy a favor de la verdad. Creo en la verdad, es la esencia de vivir en una democracia. Como dijo el Dalai Lama, hay compasión en la verdad. Yo tuve que aprender eso también. Pero estos son tiempos difíciles. ¿Sabes qué me preocupa? Lo que los niños están escuchando, lo que nuestra próxima generación está oyendo y viendo.