Alba Cecilia Mujica: “Decidí seguir luchando desde la trinchera que tenía”

La cita diaria de Alba Cecilia Mujica con su público en el programa Mujeres en todo comenzó el martes pasado con el siguiente comentario: "Lo que pasó ayer no debe ocurrir en nuestro país de ahora en adelante", refiriéndose al operativo del lunes de funcionarios del Estado en contra de Óscar Pérez, el ex agente del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, que murió junto a otros compañeros en un asalto armado en El Junquito. La periodista cuestionó que no le dieran la oportunidad de entregarse y ser procesado por la justicia. 

Las palabras de Mujica fueron el detonante para que le notificaran que debía retirarse de Globovisión, indicó la conductora, que laboró en el canal durante casi 18 años. En el mensaje, transmitido en vivo el martes, cerró diciendo: "Nosotros debemos pensar en la paz de este país, tenemos que pensar en avanzar, no en retroceder". 

Mujica recalcó que tenía un año alzando la voz ante lo que consideraba incorrecto y que nunca había recibido una llamada de los dueños para censurarla: "Cada vez que veía una injusticia lo destacaba a mi manera. No soy una persona agresiva, ni violenta, no soy capaz de calificar". Afirmó que hizo lo mismo luego de la muerte de los jóvenes en las protestas y en ocasiones hasta con más fuerza de la que empleó el martes. "Pero esta vez molestó mucho", acotó. 

En cuanto al momento que atraviesa la libertad de expresión en el país, la comunicadora anunció que seguirá luchando para defenderla, ahora con más afán, pues no piensa cambiar su proceder: "Al contrario, me siento tocada de una forma absolutamente injusta, yo no dije nada que fuera diferente a lo que estaba sintiendo la gente". 

Para la ex conductora de Mujeres en todo, dejar el espacio ha sido doloroso. Esta consecuencia inesperada del ejercicio de su libertad de expresión la ha tomado por sorpresa y lamenta separarse del equipo de trabajo: "Siento que de alguna u otra manera pude haber afectado a mis compañeros que están sufriendo ahora y no era la idea". 

Aseveró que cuando Globovisión cambió de dueños, "se le movió el piso". Sin embargo, tomó la decisión de mantenerse en ese medio televisivo: "Decidí seguir luchando desde la trinchera que tenía y eso fue lo que hice, cada vez que podía yo me manifestaba públicamente".