Un viaje desde Caracas por los escenarios de Broadway

El Centro Cultural Chacao se llenó de baile y música de la mano de Federico Pacanins

Durante dos fines de semana, el teatro musical neoyorkino al estilo venezolano se presentó en la ciudad capital a través de la obra "Broadway en Caracas". 

Un pequeño cuarto de paredes verde manzana, un sillón revestido de cuero junto a un tocadiscos antiguo, una biblioteca con libros desgastados, un perchero con abrigos llamativos y una licorera de vidrio conforman la casa de una mujer venezolana que en algún momento viajó a Nueva York.

Interpretada por la cantante Mirna Ríos, esta mujer lleva al público en un viaje a través del tiempo, para trasladar los más famosos espectáculos de las tablas de Broadway a los escenarios del Centro Cultural Chacao.

“El musical de Broadway es uno de los aportes de la cultura norteamericana para el mundo. Compositores como Cole Porter, Marvin Hamlisch, Oscar Hammerstein propusieron una gran música con el concepto novedoso de hacer teatro musical”, explicó Federico Pacanins, director de la pieza teatral, en exclusiva a El Nacional Web. 

Al mismo tiempo que la mujer recuerda aquellos reconocidos musicales neoyorquinos, las canciones son interpretadas en vivo por Gerardo Soto, Sandra Yajure y Jesús Rafael Pérez, junto a la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho y el cuerpo de danza dirigido por Brixio Bell. 

Recorrido musical con toque venezolano

En escena, Mirna Ríos evoca la cotidianeidad del público con diferentes historias, anécdotas y peculiaridades, que van desde la crisis de los servicios públicos hasta el humor característico del venezolano, proponiendo un nuevo concepto artístico. 

“La pretensión no es mostrar el musical como si estuviéramos en Broadway, sino que a través de la figura de Mirna se muestre la visión del venezolano que ha viajado y regresa con esas experiencias”, señaló Elisa Vegas, directora de la Orquesta Sinfónica. 

Con la obra, Pacanins pretende proponer un pedazo de esa cultura universal en una Caracas que quiere seguir participando en la cultura occidental, pese a las dificultades.