Murió un adolescente y un delincuente en enfrentamiento

Referencial

Una comisión de la Policía Nacional Bolivariana escuchó varias detonaciones el lunes en horas de la noche en la calle 2 de Los Jardines en la parroquia El Valle y se dirigió al lugar donde encontraron a varios delincuentes que arrastraban el cadáver de un adolescente de 16 años de edad, identificado como Jason Eduardo Camacho Martínez, que presentaba varios impactos de proyectil.

De acuerdo con la versión policial, al percatarse de la presencia de la comisión, los delincuentes sacaron sus armas de fuego y se reanudó otro tiroteo. Durante este intercambio de disparos un agente resultó herido en el glúteo y fue trasladado a un centro de salud donde fue atendido. Está fuera de peligro, informaron las fuentes.

Los delincuentes huyeron hacia la calle 7 de la populosa parroquia, donde comenzó otro enfrentamiento en el cual uno de ellos, sin identificación, resultó herido. Posteriormente fue trasladado al Hospital de Coche, pero ingresó sin signos vitales, reportaron las autoridades.

El delincuente ultimado pertenecía a la banda Lucifer, una organización delictiva que ha mantenido sometida a las comunidades de El Cementerio, la Cota 905 y El Valle, con delitos como robo, extorsión, homicidios, entre otros, aseguraron.

En mayo de 2016, durante un operativo de seguridad, murió Oswaldo Oropeza, alias Lucifer, quien era el cabecilla de la banda criminal que lleva su mismo apodo. Según la información suministrada por organismos policiales, un hombre de alias Satanás habría tomado el lugar de Oropeza, con la finalidad de controlar, junto con 25 hombres armados, las zonas de El Valle y El Cementerio. Se conoció que alias Satanás pertenecía a una organización delincuencial llamada El Puñito.