Unidades de diálisis quiebran por falta de liquidez

El Seguro Social solo paga 40.000 bolívares por el tratamiento de un paciente renal

Referencial

La crisis en unidades de diálisis no se trata solo de la escasez de insumos, que se prolongó durante una semana y dejó al menos tres fallecidos, sino que desde hace un año paulatinamente han ido cerrando unidades porque el pago que ofrece el Seguro Social para tratar a cada paciente no alcanza para el mantenimiento. Solo en el estado Bolívar quebraron cuatro centros en un año.

Desde octubre del año pasado el Seguro Social paga 40.000 bolívares por el tratamiento de cada paciente en diálisis, pese a que solo el examen de laboratorio para la prueba de calidad del agua que debe hacerse cada 3 meses cuesta 14 millones de bolívares, explicó uno de los dueños de un centro, que prefirió mantenerse en el anonimato.

Una bolsa de basura para los desechos cuesta 18.000 bolívares, un bombillo 300.000 bolívares; el gas para el aire acondicionado cuesta 2 millones de bolívares. Además del pago del salario del personal, que corre por cuenta del dueño con quien el Seguro Social ha firmado convenio.

El racionamiento. La escasez de insumos para garantizar la calidad de vida de los pacientes renales ha ido agudizándose desde hace dos años. La eritropoyetina –de alto costo– es uno de los medicamentos indispensables que el Seguro Social entregaba. Es una hormona que produce el riñón, cuya función es mantener constante la concentración de glóbulos rojos en la sangre, pero desde octubre del año pasado no se distribuye y los pacientes tratan de combatir las anemias que les genera la condición de insuficiencia renal, denunció Teresa Soto, paciente en diálisis de Ciudad Bolívar.

Tampoco hay complejo B ni los suplementos alimenticios que se daban a los pacientes para paliar la pérdida de masa muscular que sufren estas personas con el tratamiento.

La preocupación. El ministro de Salud, Luis López, anunció a través de su cuenta Twitter: “Gobierno Bolivariano envía 15.096 dializadores a las unidades de hemodiálisis en todo el país”. Cada dializador alcanza para la terapia de una sola persona y hay 15.000 pacientes.

Hasta ayer las unidades de diálisis no tenían información sobre cuándo se haría una nueva distribución de materiales. Denunciaron que hasta el año 2016 el Seguro Social abastecía para un mes de tratamiento, pero desde el último semestre del año pasado solo llegan dializadores para el trabajo de una semana.