Monseñor Padrón: El hambre de un pueblo no se resuelve con bolsas de comida

Monseñor Diego Padrón, presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, señaló este domingo que las protestas e intentos de saqueo que han ocurrido en los últimos días por falta de alimentos, medicinas y gasolina podrían generar un proceso de convulsión social.

“Desde hace días se generaron en el país protestas de comida, de gasolina y saqueos. Pareciera que se va a producir un proceso de convulsión social. Los Comité Locales de Abastecimiento y Producción no solucionan; crean hábitos de mendicidad. A este desastre económico se añade la corrupción”, dijo.

"El hambre de un pueblo no se logra resolver estructuralmente con bolsas de comida'', agregó.

Durante su intervención en la Asamblea Plenaria, advirtió que de no concretarse un acuerdo en las negociaciones entre el gobierno y la oposición en República Dominicana, la sociedad dejará de creer en las política implementada en el país.

Señaló que los obispos de venezolanos son conscientes de la coyuntura política que atraviesa el país. Por ello, se unen para defender los derechos del hombre, permanecen trabajando para predicar los ideales de la Iglesia y hacer escuchar las voces de los desprotegidos.

Indicó que el problema por el que atraviesan los venezolanos no es solo político, sino económico y social.