Medicinas para enfermedades respiratorias son las más difíciles de hallar

Un estudio de la ONG Convite realizado la última semana de enero revela que el desabastecimiento de medicamentos es de casi a 100%. El motor farmacéutico tiene dos años sin arrancar

Archivo

El gobierno promovió la activación del denominado motor farmacéutico hace dos años, pero los resultados de aquella iniciativa han sido inexistentes: el desabastecimiento de medicinas para la diabetes, hipertensión, diarreas y enfermedades respiratorias es actualmente de 96%.

El sondeo que realizó la organización no gubernamental Convite la última semana de enero en 140 farmacias de Mérida, Barquisimeto, Maracaibo, Porlamar y área metropolitana de Caracas reveló que los fármacos para enfermedades respiratorias y diarreas están desaparecidos en casi todas las farmacias del país.

Convite buscó 9 principios activos de medicamentos para enfermedades respiratorias, cuyo nivel de escasez era de 95% desde septiembre del año pasado. La última semana de enero el porcentaje se elevó a 96,7%, lo cual la posiciona como la enfermedad con más riesgo para la población por su dificultad para poder curarlas.

Le siguen los antidiarreicos como el segundo grupo de medicamentos más difíciles de encontrar en las 5 ciudades con un índice de desabastecimiento de 92,4%, cuando en el último cuatrimestre del año aún no llegaba a 90%.

“Estos resultados son altamente preocupantes, sobre todo en el caso de los síndromes diarreicos, por la pésima calidad del agua destinada al consumo de los venezolanos. Actualmente el estado Mérida, cuya capital es una de las 5 ciudades incluidas en el estudio, se está viendo azotada por un brote de diarrea y vómito que afecta a no menos de 1.500 personas, para quienes no hay disponibilidad de medicamentos”, precisó Convite en un informe preliminar del estudio.

Con relación a la diabetes, el indicador era de 90,7% durante la primera medición, realizada la segunda semana de septiembre de 2017. Para las mediciones siguientes, mostró reducciones entre 1 y 4 puntos porcentuales de desabastecimiento. En enero nuevamente las medicinas comenzaron a tener 90% de escasez.

Lo mismo ocurre con los antihipertensivos, que se han mantenido entre 80% y 90% de desabastecimiento.

Luis Francisco Cabezas, presidente de Convite, critica los recursos otorgados para festejar el carnaval: “En lugar de reactivar la venta de licores, nosotros celebraríamos que el gobierno honrara la deuda que tiene con la industria farmacéutica de más de 4 millardos de dólares”.

El motor que no arrancó. En febrero de 2016 el presidente Nicolás Maduro hizo una cadena nacional para anunciar los motores de la revolución. El puesto número dos de prioridad lo tenía el sector farmacéutico. Hoy, la falta de adquisición de divisas para las empresas nacionales sigue siendo la traba que mantiene las farmacias desabastecidas y a las empresas del sector trabajando a 30% de su capacidad.

La Cámara de la Industria Farmacéutica, que integra a 30 empresas, tiene la capacidad de abastecer 80% de los antihipertensivos del país, pero siguen sin poder comprar la materia prima y hoy el desabastecimiento alcanza 89,5%, según el reporte de Convite.

Tito López, presidente de Cifar, explicó que durante un año no han podido adquirir divisas a través del sistema cambiario Dipro. Sin embargo, sí han cotizado en 15 subastas y lograron adquirir divisas en 14 de ellas, pero solo obtuvieron 10% de las que adquirieron en 2016.

En total, en 2017 Cifar solo obtuvo por subastas 6.480.000 dólares, cuando en 2016 el monto fue de 79 millones de dólares.

“Desde que se hizo el llamado del motor farmacéutico hemos tenido reunión tras reunión. Se lograron minimizar los trámites burocráticos, como los tiempos de espera para certificados de no producción, pero sigue el problema de las divisas. Si no montas un sistema de adquisición de divisas confiable y duradero en el tiempo, siempre tendremos inconvenientes. Aquí no se fabrican las materias primas, ni siquiera el aluminio para hacer los blíster”, indicó López.

Aseguró que las empresas nacionales se han dedicado solo a producir fármacos para enfermedades cardiovasculares, anticonvulsivantes y diabetes, pero la demanda supera la oferta. “La gente se sigue preguntando dónde están las medicinas. Si antes tenían 20 empresas que fabricaban los medicamentos, ahora son solo 10”, puntualizó.

CIFRAS

96,7% es la cifra de desabastecimiento de los fármacos para tratar enfermedades respiratorias

92,4% es el porcentaje que alcanzó la escasez de medicamentos antidiarreicos

89,5% de los antihipertensivos no se consiguen

87,8% de las medicinas para la diabetes son inexistentes en las farmacias