Prevención del VIH en Venezuela retrocedió al inicio de la epidemia en 1980

Luego de 30 años de avances en el control del Virus de Inmunodeficiencia Humana, Venezuela presenta un grave atraso en las distintas áreas de abordaje de la enfermedad. Por ejemplo, desde 2008 no se realiza en el país ninguna campaña masiva de prevención que contribuya a frenar su propagación.

La falta de información, de educación y de un adecuado manejo comunicacional sobre el virus ha colocado al país en un estado de retroceso nunca antes visto, hecho que se ha potenciado por el deterioro de todo el sistema de salud y el desmantelamiento del Programa Nacional de Sida, diseñado por el Ministerio de Salud y lanzado en 2002, indicó Mauricio Gutiérrez, coordinador de Salud y Derechos Humanos de la ONG Venezuela Diversa.

“Es muy grave lo que está ocurriendo. Hemos vuelto a los inicios de la epidemia en lo asistencial y en todo sentido, pero con mayor énfasis en la prevención. No existe en este momento ninguna campaña que informe sobre la enfermedad, sus vías de contagio y sobré cómo actuar ante la sospecha”, refirió Gutiérrez.

Las conquistas del control del VIH tuvieron un hito el 15 de julio de 1999 cuando una sentencia de la extinta Corte Suprema de Justicia obligó al Estado a garantizar la prevención, el diagnóstico, el tratamiento, el seguimiento y el control de la enfermedad en el país, pero nada de esto se cumple en la actualidad. La prevención fue eliminada de los medios oficiales y privados, no hay vallas ni programas educativos para ese fin; la detección está paralizada, los fármacos no se entregan desde hace más de tres meses y el IVSS solo los suministra, cuando llegan, a 77.000 contagiados de los 300.000 que hay, informó Gutiérrez.

Carolina Padrón, coordinadora general de la Fundación Daniela Chappard, insistió en que la falta de políticas públicas de prevención ha incidido en el incremento del número de nuevos contagiados. En 2016 se registraron 3.626 personas con el virus, según el Boletín Epidemiológico publicado por el mismo Ministerio de Salud durante la gestión de Antonieta Caporale.

“Hay una disminución en la tasa de mortalidad, pero un aumento de nuevas infecciones, debido a que no se hace prevención. 70% de los nuevos infectados se detectan cuando ya la enfermedad está en un grado avanzado”, afirmó.

Padrón considera que desde el gobierno se deben restablecer las políticas públicas que se centren en la educación y concientización como fórmulas para disminuir el avance de la enfermedad: “El tratamiento es un gasto importante para el Estado, por eso debe destinar una parte de esos recursos a la prevención. Hay que hacer una campaña masiva de información, educar a padres y adolescentes. Hablar de prevención sin recursos no tiene mayor alcance”, recalcó.

Gutiérrez y Padrón enfatizan que los efectos de la educación sobre el VIH servirían no solo para disminuir la prevalencia, sino para hacer visibles a los afectados y atenuar la discriminación, un tema relegado por la crisis presente debido la escasez de medicamentos y la falta de una alimentación balanceada.

Una lucha sin recursos. Venezuela Diversa y la Fundación Daniela Chappard son solo dos de las más de 30 ONG dedicadas al abordaje del VIH-Sida en sus diferentes etapas en todo el país. Todas hacen un importante énfasis en la prevención y tienen serias limitaciones para desarrollar sus actividades, aseguró Padrón desde la Fundación Daniela Chappard, que tiene 20 años de funcionamiento. “Las empresas ya no invierten en el tema de la prevención de VIH. Habíamos logrado avances significativos en este campo. La última dotación de preservativos donados por el gobierno, por ejemplo, nos llegó hace dos años”. No obstante, resaltó que pese a las carencias la labor persiste: “Si no lo hacemos, quizás los cifras serían peores”, alertó.