“Meter el carnet de la patria en la educación es un acto criminal”

Eric Ondarroa, secretario general de la Alianza del Lápiz, dijo que la crisis del sistema educativo no se puede solucionar con un bono de Bs.S 200

Cortesía

El secretario general de la Alianza del Lápiz, Eric Ondarroa, calificó como un chantaje el condicionamiento para la asignación del bono escolar anunciado por el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al carnet de la patria.

Señaló que la crisis que atraviesa el sistema de educación pública oficial no se resuelve con un bono de Bs.S 200. 

“El bono escolar anunciado por el presidente Maduro es un nuevo acto de discriminación social, no es posible que se otorgue exclusivamente a quienes tengan carnet de la patria. No es posible que a estas alturas en Venezuela pensemos que hay niños de primera y niños de segunda. Meter el carnet de la patria en la educación es un acto criminal”, enfatizó en un pronunciamiento a los medios de comunicación. 

El portavoz del movimiento político de los educadores calculó que un padre venezolano debe gastar al menos un sueldo mínimo en el uniforme de un solo niño. Detalló que un par de zapatos cuesta cerca de Bs.S 700, un pantalón ronda sobre los Bs.S 600, mientras que una camisa tiene un precio de, al menos, Bs.S 500.

Ondarroa cuestionó el regreso de Aristóbulo Istúriz, por tercera vez, al Ministerio de Educación, señalándolo como uno de los corresponsables del colapso de la educación venezolana.

Ante esta situación, el dirigente precisó que la educación de las generaciones futuras es un tema importante que debe preocuparle a todo el país, por lo que instó al nuevo titular de la cartera educativa a convertir los centros educativos en comedores para los estudiantes venezolanos.

“Con hambre un niño no aprende, no se educa. Este es un problema de todos, y si no lo atendemos Venezuela está condenada al desastre”, dijo. 

Con información de nota de prensa.