La Mesa de la Unidad irá a República Dominicana con la sociedad civil

Henry Delgado

Economistas, analistas políticos y representantes de sindicatos y de otros sectores de la sociedad civil integran la delegación ampliada que acompañará a la oposición a la mesa de diálogo con el gobierno el 1 y el 2 de diciembre en República Dominicana. La reunión la dirigirá Danilo Medina, presidente de ese país, y estarán presentes los cancilleres de Chile, México, Paraguay, Nicaragua y Bolivia.

La comitiva de la Mesa de la Unidad Democrática la encabezará Julio Borges, presidente de la Asamblea Nacional, y los también diputados Enrique Márquez, Luis Florido, Timoteo Zambrano y Luis Aquiles Moreno, entre otros.

Jorge Roig, ex presidente de Fedecámaras, dio a conocer en rueda de prensa el resto de los nombres de quienes, al igual que él, forman parte del grupo de asesores: Gustavo Velásquez, experto en negociación y comunicación estratégica; Vicente Díaz, ex rector del Consejo Nacional Electoral; Colette Capriles, psicóloga social; Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores; León Arismendi, miembro del Instituto Nacional de Estudios Sindicales; Feliciano Reyna, presidente de Acción Solidaria y de Civiles Derechos Humanos; María Eugenia Mosquera, directora de Vale TV; Juan Manuel Raffalli, abogado y asesor jurídico; Daniel Sierra, abogado, y Asdrúbal Oliveros, economista.

“La delegación de demócratas venezolana se ha ampliado para incluir en la misma a técnicos representativos de los sectores laborales, obreros, productivos, académicos y de organizaciones de derechos humanos”, señaló Roig al leer la declaración de la MUD.

“Estamos plenamente conscientes que vamos a una negociación con un gobierno sin ninguna credibilidad nacional o internacional, que ha incumplido e irrespetado convenios internacionales en derechos humanos y en materia laboral. Pero el sufrimiento de nuestro pueblo ya es un grito que clama al cielo, y nos obliga, por razones de responsabilidad y humanidad, a intentar todo lo que haya que hacer para ponerle fin”, manifestó el empresario.

Después de la lectura del documento, Borges declaró a los medios que las exigencias prioritarias al gobierno durante el encuentro serán la apertura del canal humanitario y la posibilidad de traer al país “paquetes tecnológicos para la producción agrícola y medicinas”. También la realización deelecciones presidenciales transparentes “con un CNE distinto”, la liberación de los presos políticos y la restitución de las facultades de la Asamblea Nacional.

El presidente del Parlamento informó que mañana darán a conocer más detalles de las propuestas que llevarán a Dominicana y adelantó que en materia electoral hay cerca de 20 exigencias. Mientras declaraba a los medios, José Luis Santamaría, quien estuvo tres años detenido en las protestas de 2014 y fue liberado el 6 de octubre, trató de interrumpirlo para reclamar que los presos políticos no fueron escuchados.

“Ese documento que acaban de leer es un bodrio. Solamente estaríamos de acuerdo si las liberaciones se hicieran efectivas antes del primero de diciembre. También es importante el canal humanitario. Sin eso, ¿cómo poder sentarnos?”, expresó Santamaría.

Borges respondió: “Los presos políticos están representados por las ONG”. Indicó que el partido Voluntad Popular –que tiene la mayor cantidad de dirigentes presos– es el que está encargado de nombrar los delegados.

 Luis Florido afirmó que entre hoy y mañana estaría nombrada la representación de los presos políticos.

El Foro Penal alertó que ante “la falta de precisión y de reconocimiento a la lista de los 311 presos políticos certificados por la OEA” por parte de los negociadores de la oposición, en “contra de los criterios validados internacionalmente se incluya o se libere a presos políticos que no son realmente tales. Todo para simular éxitos que no son verdad”.

A través de un comunicado la ONG exigió que a la supervisión de los cancilleres de la región durante la negociación entre la MUD y el gobierno se sume “cualquier negociación que celebren Luis Almagro, secretario general de la OEA, y Zeid Ra’ad Al Hussein, alto comisionado de la ONUpara los Derechos Humanos”.

Prioridad humanitaria. Francisco Valencia, presidente de la Coalición de Organizaciones por el Derecho a la Salud y la Vida, informó que hizo “los trámites correspondientes” para exponer la situación humanitaria del país a los cancilleres en Santo Domingo y exigir que la ayuda internacional de medicinas y comida se efectúe antes de cualquier acuerdo del diálogo.

Aclaró que su participación es independiente y que no tiene relación con ningún partido político. “La vida de los venezolanos no puede depender de los lapsos de una mesa de diálogo. Exigimos que la emergencia humanitaria esté por encima de cualquier decisión”, apuntó.

El activista indicó que la vida de los miles de venezolanos que padecen enfermedades queda en manos del gobierno y de los cancilleres, a quienes exigió que se tomen medidas urgentes para solventar la crisis.