Exiliados venezolanos rechazaron intención del próximo diálogo

La Organización de Venezolanos Perseguidos Políticos en el Exilio (Veppex) expresó desde Miami su desacuerdo e indignación por la intención de diálogo con el régimen de Nicolás Maduro, dada a conocer por líderes de la oposición.

La organización manifestó su rechazo al anuncio realizado por el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, y del titular de la Comisión de Asuntos Internacionales de la Asamblea, Luis Florido, en el que anunciaron el inicio de un nuevo proceso de diálogo, que Veppex calificó de traición al pueblo de Venezuela.

“Es inaudito que mientras la comunidad internacional sanciona al régimen de Nicolás Maduro, estos factores de la oposición dialoguen e intenten negociar con ellos”, dijo el presidente de la organización José Antonio Colina, quien no dudó en calificar de vergüenza la intención de diálogo manifestada.

Alertó que “constituye un acto de traición mayor que miembros de la oposición sumen su voto para aprobar la reestructuración de la deuda externa del país, que es lo que Maduro necesita a cambio de promesas electorales que no va a cumplir”.

“Con esta postura débil y de total sumisión se desconoce a los asesinados durante las protestas recientes, igualmente se desconoce el mandato del pueblo de la consulta popular del pasado 16 de julio e incluso desconocen el esfuerzo de sus propios dirigentes que han sido encarcelados, perseguidos y obligados a irse al exilio”, manifestó Colina.

La oposición venezolana anunció un nuevo proceso de diálogo con el gobierno, que comenzará el próximo 15 de noviembre en República Dominicana, en medio de una creciente división de la alianza de partidos opositores de cara a las próximas elecciones locales.

En septiembre pasado, la oposición y el gobierno venezolano exploraron en la capital dominicana la posibilidad de retomar un diálogo, pero la oposición decidió no continuar una vez más debido a que el gobierno asumió compromisos que no cumplió.