España espera una salida negociada a la crisis

El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, anunció una nueva lista de sanciones a funcionarios del gobierno

Alfonso Dastis, ministro español de Asuntos Exteriores, aseguró que su país apoya cualquier esfuerzo que conduzca a un diálogo que tenga como resultado una salida negociada, democrática y pacífica a la crisis.

"Esperamos que haya una salida pacífica y negociada, con elecciones como Dios manda, con liberación de los presos, que se abra un canal humanitario para paliar las carencias de la sociedad venezolana y que se respeten las competencias de la Asamblea Nacional venezolana", precisó.

Explicó que aun cuando España no está presente en las conversaciones en República Dominicana, salvo por la participación del ex jefe de gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero como impulsor de estas junto con el presidente dominicano, Danilo Medina, él y su equipo están en contacto con Zapatero.

"Recibimos puntualmente información suya sobre estas conversaciones y sus gestiones", dijo el funcionario.

Agregó que el ministerio español también está en contacto con la oposición venezolana y con el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza: "Todo con el fin de ayudar en la medida en que se nos pida y podamos contribuir a esa recuperación de la concordia y del orden constitucional en Venezuela".

Los miembros de la delegación tanto del gobierno como de la oposición que estuvieron en Dominicana no emitieron ningún tipo de declaración.

El presidente ejecutivo del partido UNT, Enrique Márquez, escribió que en la mesa de negociación no se discuten temas favorables al gobierno o la oposición, sino sobre la situación del país.

“Parte de lo discutido en Dominicana tiene que ver con el nuevo CNE. Tiene que ser un cuerpo electoral imparcial, con participación política ponderada. La estructura del CNE debe ser equilibrada, de manera que genere confianza. El pueblo que debe recuperar confianza en la democracia, en el voto”.

Márquez, miembro de la organización política que estuvo representada por el ex candidato a la Gobernación del Zulia Manuel Rosales, dijo que en el diálogo también se abordaron temas de orden social.

“Lo que está claro es que mientras no atendamos la crisis económica, la escasez de alimentos y medicinas, los que sufren son los venezolanos”, afirmó el diputado.

Los detractores del diálogo en la oposición criticaron que el proceso continúe pese a la falta de resultados. El diputado Richard Blanco (ABP) calificó de burla que se enuncie una nueva reunión para enero. "Con hondo pesar, debemos reconocer que se trata una nueva componenda que solo busca burlar las esperanzas de nuestro pueblo", argumentó.

Por Vente Venezuela, el diputado Juan Pablo García dijo que la continuidad de los encuentros solo benefician al gobierno. "Se siguen sentando sin condiciones ni garantías y el régimen obtiene lo que quiere: tiempo”.

Sanciones. La presión internacional continuará con nuevas sanciones provenientes de la comunidad europea, pese a que el gobierno y la oposición están sentados a la mesa de negociación. El ministro español de Asuntos Exteriores anunció que luego de las navidades estará terminada la nueva lista de sancionados. “Desgraciadamente vamos a tener que adoptar medidas restrictivas, de movilidad en la Unión Europea, de congelación de haberes y prohibición de entrar en el territorio".