ANC transgredió diálogo entre gobierno y MUD con adelanto de presidenciales

Con la anticipación de las elecciones presidenciales para el primer cuatrimestre de 2018, decretada por la asamblea nacional constituyente (ANC), el chavismo desacreditó y dejó en la cuerda floja los acuerdos que podía alcanzar producto del diálogo que mantiene con la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en República Dominicana.

“Todo indica que murió la negociación porque el tema electoral era uno de los puntos principales y el régimen decidió avanzar de manera unilateral con una convocatoria que se estaba manejando para el segundo semestre del año”, indicó Mariano de Alba, abogado especialista en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales en declaraciones para El Nacional Web.

Su señalamiento estuvo basado en que Jorge Rodríguez, principal negociador del oficialismo en las reuniones con la MUD, mostró un documento ante la prensa el pasado viernes en el que se establecía que los comicios se realizarían en la segunda mitad de 2018, reseñó la agencia de noticias AFP.

En aquella oportunidad Rodríguez no hizo mención directa a la fecha en que se realizaría la contienda, pero prometió que garantizarían la transparencia del proceso.

“El acuerdo incluye garantías electorales como la seguridad del sistema y observación internacional”, se limitó a indicar el funcionario, a pesar de que durante aproximadamente seis semanas, ambas partes insistieran en que habían alcanzado “avances significativos”, para lo que no descartaban firmarlo.

Apenas 72 horas después de sus palabras, la ANC —de unanimidad chavista— oficializó que las elecciones se harán antes del 30 de abril, contrariando las propuestas que habían sostenido en República Dominicana.

Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, no descartó que el diálogo continúe, sin embargo no previó que de esa instancia pueda surgir un convenio para solucionar la crisis que sufre Venezuela.

“Es difícil que vuelvan a sentarse para seguir la negociación porque un elemento central era la fecha, el tiempo y el rediseño de las condiciones electorales y si se modifica al CNE tendrían que cambiar la fecha”, analizó León para El Nacional Web. 

Diálogo como alternativa para la crisis

Nicmer Evans, ex militante de Marea Socialista y miembro del Movimiento por la Democracia y la Inclusión (MDI), fustigó que MUD y PSUV se jacten de representar a Venezuela.

“El diálogo se utiliza para solventar conflictos pero el de República Dominicana estaba en punto muerto desde hace tiempo (…) La MUD y el PSUV no tienen legitimidad para ser los únicos actores en nombre del país”, expresó Evans para El Nacional Web.

Jesús “Chúo” Torrealba, ex secretario de la MUD, también criticó la manera como se llevaron a cabo las reuniones entre ambas partes en el Caribe, aunque se mostró partidario de que haya conversaciones de manera permanente para solucionar la crisis que sufre Venezuela.

“Tiene que haber diálogo para que salga Maduro, después de que se vaya y cuando se inicie la reconstrucción nacional”, sugirió para El Nacional Web. 

Desacreditados ante la comunidad internacional

Independientemente de que el chavismo y la MUD decidan reanudar sus encuentros en República Dominicana, su diálogo quedó fracturado ante la comunidad internacional, especialmente con México y Chile, mediadores escogidos por la Unidad según determinó el internacionalista de Alba.

“La credibilidad del régimen ante los cancilleres de México y Chile está muy debilitada porque no ha habido avances y prometen una cosa pero luego se desdicen y no cumplen su palabra”, dedujo.

Pocas horas después del adelanto de los comicios decretado por la ANC, México se retiró de la instancia, mientras que Chile advirtió que evaluará si permanece o no como interlocutor.

Luis Videgaray, canciller mexicano, resaltó que la decisión de la constituyente dio un puntapié a lo que se venía discutiendo en las reuniones. “La fecha de la elección era una de las cosas más importantes y no se había llegado a un acuerdo, por lo que el anuncio que dieron en Caracas acabó con la seriedad del proceso de negociación”, lamentó.

Heraldo Muñoz, ministro de Exteriores chileno, se mostró cauto aunque no ocultó su malestar. “Si las elecciones presidenciales no se hacen con un mínimo de garantías democráticas, Chile revisará su participación”.

Sin finiquito

Aunque el oficialismo no comunicó oficialmente que daba por finalizada su presencia en el diálogo, Diosdado Cabello, vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, reconoció que el proceso no atraviesa su mejor momento.

“Las sanciones de la Unión Europea fueron un disparo al corazón del diálogo”, dijo Cabello en una rueda de prensa el lunes, a propósito de la prohibición de ingresar a territorio de la Eurozona y el congelamiento de cuentas y bienes contra siete funcionarios venezolanos, ocurrida un día antes de que la ANC adelantara las presidenciales.

En la acera de enfrente la MUD tampoco dio por finiquitado el diálogo, a la espera de que en el oficialismo rectifique sus dictámenes, aclaró Luis Florido, presidente de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional.

“La negociación está moribunda. La forma de retomarla es que el régimen acepte el documento planteado por los cancilleres”, escribió Florido en Twitter luego de los pronunciamientos de Chile y México.