Yulimar Rojas finalizó séptima en Inglaterra

La atleta venezolana, que venía de ganar oro en el Mundial de Londres, saltó 13,94 y perdió con la colombiana Caterine Ibargüen

Luego de las destacas actuaciones de Yulimar Rojas y Robeilys Peinado en el Mundial de Atletismo de Londres 2017, donde consiguieron medalla de oro y bronce en salto triple y salto con garrocha, las venezolanas finalizaron en el séptimo lugar de sus respectivas disciplinas en la Liga de Diamante, evento que se celebró en la ciudad de Birmingham, en Inglaterra.

Rojas, que venía de arrebatarle la presea dorada a la colombiana Caterine Ibargüen con un salto de 14,91, se quedó relegada con una discreta marca de 13,94, casi un metro menos del brinco que le permitió destronar a la campeona en Londres, para quedar en el séptimo lugar contra 10 rivales.

Desquite. Ibargüen logró la victoria y se afianzó en el liderato de esta competencia. Tuvo un salto de 14,51 metros y se impuso a la jamaiquina Kimberly Williams (14,44) y Olga Rypakova (14,25).

Se escribió un nuevo capítulo de la rivalidad entre Yulimar Rojas, nueva campeona del mundo, y su antecesora y campeona olímpica Caterine Ibargüen, que llegó a Inglaterra con ansias de revancha después de ceder el trono mundial por solo 3 centímetros. No fue la tarde de la venezolana, terminó en lejos del podio.

La colombiana, de 33 años de edad, no había tenido su mejor desempeño en sus primeros cinco saltos. Pero fue en el último en el cual logró la mejor marca del día y se subió al primer puesto. La campeona olímpica venía de ganar las paradas de Mónaco (14,86) Madrid (14,49) y Rabat (14,51).

La antioqueña, que se mantiene en el liderato del certamen con 31 puntos, competirá el próximo jueves la final en Zurich, Suiza. Allí será donde buscará ampliar su leyenda y conseguir su quinto título consecutivo de la Liga Diamante.

El día fue difícil para las competidoras y eso lo dicen los registros que se consiguieron en la pista de Birmingham, en la que Ibargüen confirmó que llegará a la final de la prueba, el próximo 24 de agosto, como la mejor de la temporada en el salto triple.

Por su parte, Peinado, de 19 años de edad, que se colgó la medalla de bronce en la disciplina de salto con garrocha en la capital británica, al empatar con la cubana Yarisley Silva con un registro de 4,65, no pasó del séptimo lugar entre ocho competidoras con registro de 4.51 metros.

La greca Ekateríni Stefanídi, ganadora del oro en Londres con 4,91, metros, volvió a ser la mejor al elevarse 4.75 metros. La británica y local Holly Bradshaw fue el segundo lugar con4.61 metros.

Retiro. El británico Mo Farah, no necesitó acercarse a sus mejores registros para imponerse con un tiempo de 7:38.64 en los 3.000 metros. Una prueba en la que Farah, doble campeón olímpico de 5.000 y 10.000 metros en los Juegos de Londres 2012 y Río 2016, tan sólo se vio inquietado por el español Adel Mechaal.