Oposición no viajó a Dominicana por falta de garantías electorales

EFE/Orlando Barría

La reunión que el gobierno y la oposición mantendrían ayer en Santo Domingo no se realizó en vista de que ninguna de las delegaciones confirmó su participación. Fuentes cercanas a la mesa de negociación informaron que los representantes de la Unidad Democrática no viajaron a la isla. “El gobierno insiste en hacer las elecciones a finales de marzo o primeros días de abril y no termina por aceptar la observación internacional encabezada por la Organización de Naciones Unidas. Si eso es así, no continuaremos en la mesa”, especificaron.

A las 6:00 pm, el vocero de prensa de la Cancillería de República Dominicana informó a los medios presentes que a esa hora aún no se había llevado a cabo la reunión. No aclaró si había sido suspendida o programada para otro día. “Nosotros hemos estado listos en República Dominicana para reanudar este proceso de negociación tal y como estaba convocado. Hemos estado esperando la confirmación del gobierno y de la oposición, y como no hemos tenido confirmación de ninguna de las partes no hemos podido ofrecer declaraciones”, indicó.

La oposición exige además la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral: dos representantes del gobierno, dos de la oposición y un independiente nombrado por mutuo acuerdo de las partes; la actualización de todo el Registro Electoral, en el que se abra espacios a los venezolanos que están fuera del país; la elección de acuerdo con la ley de los organismos subalternos del CNE según el sorteo para escoger nuevos miembros de mesa, juntas nacionales, municipales y parroquiales; que se levanten las inhabilitaciones políticas y administrativas a toda persona que quiera postularse; auditoría total de las urnas de votación, cuadernos y máquinas de votación, incluido la huella dactilar; la prohibición total de los puntos rojos; el control de los recursos del Estado en campaña electoral; y la participación igualitaria en los medios de comunicación del Estado tanto nacionales como privados.

Juan Manuel Raffalli, uno de los asesores de la oposición, escribió en Twitter el 4 de febrero que no avalará un acuerdo que sacrifique el derecho a unas verdaderas elecciones. “La primera condición para que exista un proceso electoral legítimo es el derecho a la participación establecido en la Constitución. Lo de Primero Justicia, Voluntad Popular, la tarjeta de la Unidad, Leopoldo y Capriles no es coincidencia, es un plan que destruye la integridad electoral”, afirmó.

El 30 de enero, Jorge Roig, otro de los asesores, señaló que el gobierno busca justificar su fallida negociación. Recalcó que la oposición intenta un buen acuerdo. “Es complejo, pero es lo que el país espera y exige”.

Jorge Rodríguez, jefe de la delegación del gobierno, declaró ayer que todo estaba preparado para la firma del acuerdo. “¿Por qué están arrugando ahorita?”, se preguntó.

Dijo que casi todo se había acordado, incluso la posibilidad de “una misión de observación electoral internacional lo más amplia posible”.

Fecha en espera. El presidente Nicolás Maduro advirtió el domingo que las elecciones irán con o sin la oposición y que el Poder Electoral anunciaría ayer la fecha.

Tania D’Amelio, rectora principal del CNE, informó poco antes de las 6:00 pm que el organismo estaba en sesión permanente –a partir de las 3:40 pm comenzó el directorio– para definir el cronograma electoral de las elecciones presidenciales.

“Estamos analizando todos los escenarios. Una vez que culminemos la discusión presentaremos al país la fecha de la próxima elección presidencial”, dijo.


El dato

Entre lunes y miércoles pasados, gobierno y oposición se reunieron en Santo Domingo y cerraron las negociaciones sin alcanzar acuerdos. El presidente dominicano, Danilo Medina, señaló que las partes harían consultas sobre los puntos álgidos y en un plazo de tres a cinco días regresarían para una nueva reunión. Explicó que nada estaba aprobado.