Ocariz denunció que el PSUV obtuvo 67.000 votos ficticios en Miranda

WILLIAM DUMONT

El ex candidato a la Gobernación de Miranda, Carlos Ocariz, denunció que de acuerdo con la data de transmisión del Consejo Nacional Electoral, en el lapso entre las 8:30 pm y las 11:30 pm del domingo 15 de octubre el oficialismo obtuvo 67.089 votos en Miranda, en centros de votación donde testigos de la Mesa de la Unidad, presuntamente fueron sacados a la fuerza.

Indicó que el grueso de la votación del oficialismo se registró en ese lapso de 4 horas. Afirmó que a las 8:00 pm la data de transmisión del ente electoral mostraba resultados a favor de la oposición.

“No permitieron cerrar los centros de votación a las 6:00 de la tarde y sacaron a nuestros testigos a la fuerza. Allí, sin testigos y con los miembros de mesa y coordinadores adjudicados por el CNE, que todos son oficialistas, la milicia y el Plan República impusieron esa votación ficticia y lograron mandar más de 67.000 votos que consideramos fraudulentos”, manifestó el alcalde del municipio Sucre.

Dijo que otra de las acciones que afectaron los resultados fue el voto asistido, la reubicación y la violencia en 86 centros de votación en donde 27.660 personas no sufragaron producto del amedrentamiento.

“Como es posible que en más de 225 centros de votación el candidato del gobierno haya sacado hasta 300% más que Chávez en su mejor momento. Eso nadie se lo cree; es imposible que pase en un país destruido”, expresó Ocariz.

También denunció que al menos 30% de las actas de la elección en Miranda, carecen de las firmas y sellos de testigos de la Mesa de la Unidad, que en 74% de los centros de votación de la entidad los funcionarios del Plan República no permitieron la auditoría ciudadana y donde sí se efectuaron se hicieron no por sorteo sino que “el miembro del CNE y el Plan República decían en la mesa en la que se iba a realizar”. Agregó que en 17 centros electorales, donde históricamente la oposición tiene mayor número de electores, sufrieron cortes del servicio eléctricos y que 76 máquinas se dañaron lo cual comprometió 11.160 votos.

Votos sin identidad. Carlos Ocariz indicó que de acuerdo con la información oficial del CNE, en Miranda detectaron más de 160.000 casos en los que no coinciden las huellas con la identidad del elector. “En los centros donde la transmisión fue más allá de las 8:30 de la noche hubo doble, triple y más votos. Eso es perfectamente detectable si la auditoría de las huellas dactilares se hace como se tiene que hacer a partir del 1° de noviembre”, expresó en un acto público en el que testigos y coordinadores electorales de la MUD dieron testimonio de las irregularidades.

Ayer, el dirigente de Primero Justicia impugnó ante el Consejo Nacional Electoral los resultados de las elecciones regionales en las cuales, de acuerdo con el ente electoral, Héctor Rodríguez fue adjudicado como gobernador por 641.735 votos (52.78%) y Carlos Ocariz obtuvo 555.347 votos (45.67%).

El dirigente del partido Primero Justicia anunció que la oposición llevará un informe en el que se detallan todas las irregularidades que se cometieron durante el proceso electoral a la Organización de Estados Americanos, Organización de las Naciones Unidas, la Unión interamericana de Organismos Electorales, Unión de Naciones Suramericanas y a la Unión Europea.

“No solo nuestros abogados están impugnando ante el CNE, sino también enviamos delegados a organismos internacionales para que lleven nuestro grito de libertad sobre lo que pasó”, dijo.


TESTIGOS DEL ABUSO

“Fue una gran humillación la que nos hizo el CNE”

Mercedes Arreaza, habitante de La California Norte, denunció que su centro electoral desde hace 46 años, el liceo Lino de Clemente, que es el que tiene la mayor cantidad de votantes en el municipio Sucre, fue reubicado a un colegio en el sector El Polvorín, a donde tuvieron que recorrer varios kilómetros en bus, carros jeeps y caminando para poder llegar.

“Fuimos reubicados para un colegio que es como meter a Caracas en La Guaira. Eso fue una gran humillación que nos hizo el CNE, pero a pesar de eso fuimos a votar y cumplimos con nuestro deber”, manifestó.

“Un elector murió de un infarto”

Darcy Mosironi, coordinadora por la MUD de un centro electoral en Macaracuay, manifestó que fueron saboteados con apagones de luz que ocasionaron largos retrasos en el proceso de instalación de las mesas, lo cual causó molestias en los electores que esperaron por varias horas para votar.

“La mesa 2 tuvo fallas hasta las 2:00 de la tarde y con tanto zaperoco a un elector le dio un infarto. El teniente había cerrado el colegio y no pudieron entrar a auxiliarlo y al tiempo, cuando lo estaban montando en la ambulancia, murió”, relató.

“Conté más de 30 votos puyados”

Javier Hurtado, quien fue testigo de mesa en un centro electoral ubicado en el municipio Acevedo, denunció que coordinadores del centro electoral afectos al oficialismo votaron en repetidas ocasiones por las personas que desconocían el proceso. “Conté 30 votos puyados, marcaban arriba y a la izquierda”, aseguró.

Exigió al CNE que explique por qué los presidentes de las mesas y coordinadores de los centros son militantes del PSUV.

También manifestó que en ese centro de votación el teniente de la GNB, miembro del Plan República “vigiló la mesa todo el día”. “Su función es cuidar el material electoral”, expresó.

“Se negaron a cerrar las mesas”

“A las seis de la tarde ya no habían más votantes, pero se negaron a cerrar las mesas porque tenían la orden del CNE de no cerrar los centros”, manifestó Carlos Vidal, quien fue coordinador por la MUD en la escuela José María Vargas, en el sector La Maroma.

Denunció que en su caso el oficialismo tenía a su favor a los secretarios, miembros y presidentes de las mesas, así como también a los coordinadores, a los militares y milicianos. “Fueron muchas las irregularidades. El coordinador movilizó a personas para votar. No hubo manera de controlar a esa gente”, expresó.