Escorihuela Gascón

El año 2017, con sus complejidades y dificultades conocidas, trajo algunas buenas opciones cuando de vino se habla.

La llegada al mercado de varias de las mejores etiquetas de Escorihuela Gascón, bajo el cuidado de Corporación Askar, definitivamente refrescó la menguada oferta. Repasemos algunas de sus opciones, por lo demás interesantes. Aquí, sin duda, hay buen vino.

Casa fundada en 1884 resume en sus vinos lo mejor de la experiencia argentina del último siglo. Matías Ciciani, su actual jefe de bodegas, afirma : “En Escorihuela convive un estilo clásico con la búsqueda constante e incansable de nuevos horizontes enológicos. Nuestra intención es elaborar vinos que reflejen nuestra tierra, nuestro terroir, por eso tratamos de intervenir lo menos posible y dejar que el lugar se exprese. Para nosotros el futuro está no solo en el varietal malbec sino en el lugar del que éste proviene; nuestro mayor desafío es comprender cada día más el terroir y lo que tiene para ofrecernos”.

Escorihuela Gascón Extra Brut Champenoise, 70% Chardonnay y 30% Pinot Noir; Familia Gascón, representada por Chardonnay, Malbec y Cabernet Sauvignon, línea Premium donde destaca la expresión de cada una de las variedades; los varietales Reserva, producidos con Malbec y Cabernet Sauvignon, selección de las mejores uvas que le confieren complejidad y estructura; ‘Pequeñas Producciones Cabernet Sauvignon’, “línea Ultra Premium, en la que buscamos la mejor expresión de cada uno de los varietales, seleccionando los mejores terroirs de Valle de Uco y Luján de Cuyo”, dice Ciciani; y el MEG, frasco que hace honor a su fundador Miguel Escorihuela Gascón, “blend bajo la firma de nuestro innovador, hecho a partir de uvas provenientes de las Finca El Cepillo 85% Malbec y 5% Syrah, y Finca San José Tupungato 10% Cabernet Sauvignon, son muestras más que honestas que expresan la experiencia de más de un siglo y lo mejor de la viticultura en el país del tango, el rock, el fútbol, las letras y el vino. ¡Salud!