En los Grammy compiten ritmos tradicionales con ska y acid jazz

Los discos Pa’ fuera de Desorden Público y C4 Trío, y El Paradise de Los Amigos Invisibles fueron nominados al Premio Grammy que otorga la Academia Nacional de Artes y Ciencias de la Grabación. Ambos compiten en la categoría Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo, al que también optan Ayo de Bomba Estéreo, Salvavidas de hielo de Jorge Drexler y Residente de Residente.

Es la primera vez que la agrupación de ska y el grupo de cuatristas son nominados a estos reconocimientos, los más importantes que concede la industria musical estadounidense.

Pa’ fuera es un disco que incluye canciones del repertorio clásico de Desorden Público, con arreglos en géneros tradicionales venezolanos. Estrenado el año pasado, es producto de un experimento que se gestó en 2014, cuando los músicos de ambas agrupaciones empezaron a presentarse juntos con este proyecto.

“Recibimos la noticia muy sorprendidos y contentos. Es importante el hecho de que esa vitrina de exposición global nos tenga en cuenta y considere este trabajo como uno de los cinco mejores discos en la categoría. Es un álbum muy arriesgado y experimental por su fusión de ritmos, que se expone además en el estilo del rock alternativo al folclore venezolano”, afirma Horacio Blanco, cantante de Desorden Público, sobre Pa’ fuera, un disco que fue editado de forma independiente, lo que el vocalista destaca en comparación con algunos otros trabajos nominados que cuentan con el respaldo de grandes disqueras. “La única razón por la que está ahí, es porque les gustó la música. No puede haber otra”, acota.

Para el bajista José Luis “Caplís” Chacín no es cualquier cosa. “Resulta que no son los Grammy Latinos, sino los gringos, por eso es más grande la sorpresa. El hecho de estar entre los cinco es haber superado un filtro muy duro. Cuando ves a los otros nominados, la cosa no es fácil, ahí están Los Amigos Invisibles, con un gran álbum. Drexler ha ganado varios y ni hablar de Residente, que cada año se lleva todo”. Agrega que este tipo de noticias le dan otro tipo de cariz al país. “Ya estamos cansados de ser los primeros en criminalidad, corrupción o desastre económico. En estas nominaciones, de cinco hay dos venezolanos. Eso hay que celebrarlo”, agrega el bajista desde México, donde Desorden Público realiza presentaciones.

Más allá de la alegría de ser nominados, sobre lo variopinto de los competidores a Mejor Álbum Latino de Rock, Urbano o Alternativo, Héctor Molina, de C4 Trío, comenta: “Como es bien sabido, en este Grammy predomina lo anglo, pero lo latino ha venido creciendo, aunque para ellos cualquier cosa es música latina y los renglones son muy abiertos. Entramos en una categoría un poco extraña, pero es lo que hay. Sin embargo, por los artistas que veo, hay un ente organizado que elige bien a los nominados”.  

Esta es la quinta vez que Los Amigos Invisibles son nominados a la versión estadounidense de los premios Grammy. Las oportunidades anteriores fueron por Repeat After Me, en 2013; Not So Commercial, en 2011; Superpop Venezuela, en 2006 y en el año 2000 por Arepa 3000.

Julio Briceño, cantante del grupo, no se había enterado del anuncio de los nominados, hasta que ayer en la mañana lo supo. “Cuando he estado más pendiente, no nos han elegido. Así pasó en el Grammy Latino, que sí me puso algo triste. Pensé que saldríamos porque creo que es un disco que tiene una alta calidad en producción, ejecución y propuesta musical. Entonces, por eso no tenía mucha fe en los Grammy americanos”.

El Paradise es el primer álbum de Los Amigos Invisibles sin el guitarrista José Luis “Cheo” Pardo ni el tecladista Armando Figueredo. Además, fue el último con el percusionista Mauricio Arcas, quien en agosto dejó la agrupación.

Fue un reto para los demás integrantes, quienes tuvieron que asumir mayores responsabilidades en la composición. De hecho, Arcas es el único responsable de la música y letra de un tema en El Paradise.

Los premios Grammy se entregarán el domingo 28 de enero de 2018.