EE UU solo hablará con Corea del Norte para liberar a estadounidenses

El Nacional Web

El gobierno de EE UU, aseguró hoy que las únicas conversaciones que planea tener con Corea del Norte son las que estén relacionadas con esfuerzos para liberar a los tres estadounidenses que se encuentran detenidos en el país.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, se pronunció así después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, tachara este domingo de pérdida de tiempo los intentos de su secretario de Estado, Rex Tillerson, de negociar con Pyongyang.

“Ahora no es el momento para hablar. Las únicas conversaciones que han tenido lugar, o que podrían tenerlo, son las relacionadas con traer de vuelta a los estadounidenses que han sido detenidos”, dijo Sanders en su conferencia de prensa diaria.

“Aparte de eso, no habrá conversaciones con Corea del Norte en este momento”, destacó.

La portavoz aseguró que Trump mantiene su confianza en Tillerson, cuyos esfuerzos diplomáticos se vieron entorpecidos por los tuits que el mandatario envió este domingo.

“Le he dicho a nuestro maravilloso secretario de Estado, Rex Tillerson, que pierde el tiempo tratando de negociar con el 'Pequeño Hombre Cohete'”, afirmó Trump en su cuenta de Twitter, en referencia al apodo con el que se bautizó al líder norcoreano Kim Jong-un.

El mandatario se refería así al anuncio de Tillerson, quien este fin de semana, al término de una serie de tres reuniones consecutivas con líderes chinos, dijo que Estados Unidos tiene líneas de comunicación  abiertas con Pyongyang.

El secretario de Estado aseguró en Pekín que el objetivo era sondear la voluntad del régimen norcoreano para entablar un diálogo, aunque no detalló la naturaleza de esos contactos o si se hacen a través de China.

La portavoz de la Casa Blanca afirmó hoy que el Gobierno de Trump sigue creyendo en la necesidad de imponer presión diplomática a Pyongyang, pero se niega a tener conversaciones directas con Corea del Norte.

Trump ha apostado por la retórica dura como respuesta a los programas norcoreanos de armas nucleares y misiles balísticos, y durante su discurso del mes pasado ante la Asamblea General de la ONU, amenazó con destruir totalmente a Corea del Norte si continuaba con sus provocaciones.