Migración por mar a España desde 2017 es la mitad del acumulado de 20 años

Un estudio realizado por la Organización Internacional para las Migraciones evidenció que en las últimas dos décadas España no recibió tantos inmigrantes como los que recibe este año

Foto: Cortesía

Tags

Las 47.000 llegadas de inmigrantes por el Mediterráneo a España, registradas desde inicios de 2017 hasta la presente semana, representan prácticamente la mitad de los 95.000 inmigrantes que entraron por esa vía desde 1999, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Una estadística elaborada por esa entidad indica que en los últimos veinte años nunca se alcanzó un nivel tan elevado de inmigración irregular por vía marítima como la que se observa en 2018.

El pico anterior más importante ocurrió el año pasado, con 22.414 casos de enero a diciembre.

España supera así este año al resto de destinos de la inmigración ilegal que busca llegar a Europa a través del Mediterráneo y que actualmente tiene como segundo destino Italia, con 19.231 llegadas desde el pasado enero.

En el caso de España, 44.000 inmigrantes adicionales entraron a su territorio por vía terrestre desde el 1 de enero.

Joel Millman, el portavoz de la OIM, dijo que los datos deben ser analizados en perspectiva, pues si bien este año la llegada de inmigrantes irregulares a Italia ha caído, debe recordarse que este país recibía prácticamente cada mes la misma cantidad de los que han llegado a España desde que empezó 2018.

Millman aseguró que las nacionalidades de los inmigrantes que llegan por mar a España corresponden con las que han declinado en los puntos de partida de Libia hacia Italia.

"Vemos la caída de las llegadas de gente de Guinea, Gambia, Mali, Senegal, Costa de Marfil que salen de Libia, lo que indicaría que los inmigrantes de África occidental se dieron cuenta de que el gasto y el peligro la hacen una ruta menos atractiva frente a la ruta por Marruecos", explicó a Efe.

Sobre las condiciones que encuentran los inmigrantes en España, dijo que por el momento su organización no conoce del trato que reciben en las primeras 24 a 48 horas tras su llegada, una cuestión sobre la que se tiene previsto indagar.

No obstante, destacó la baja mortalidad de los inmigrantes que cruzan el mar hacia España, con respecto a la que se registra en la ruta del Mediterráneo central entre Libia e Italia, representa dos tercios de la mortalidad.

"El tráfico es muy alto y el rescate parece ser muy exitoso, lo que apunta a una buena gestión", mencionó.