Enfrentamientos en aeropuerto de Libia deja al menos 20 muertos

Solo se encuentran opertivas las aerolíneas del país encargadas de vuelos nacionales y conexiones regulares con Túnez, Alejandría (Egipto), Ammán, Estambul y Jartum

Agencia

Al menos 20 personas murieron y 63 resultaron heridas en los enfrentamientos que estallaron este lunes en el sector del aeropuerto de Mitiga, cerca de Trípoli, a raíz del ataque de un grupo armado con la intención de liberar a camaradas detenidos, anunció el gobierno libio de Unidad Nacional (GNA).

El grupo lanzó "un ataque" en un lugar del aeropuerto "que tiene una prisión con más de 2.500 personas detenidas por diferentes motivos", informó la Fuerza Al Radaa de disuasión, encargada de garantizar la seguridad en esa base aeroportuaria y que depende del ministerio del Interior.

Los atacantes no han sido identificados, pero el GNA de Fayez Al Sarraj, afirmó en un comunicado que la operación tenía por objetivo liberar" a terroristas enrolados en las organizaciones del Estado Islámico (EI), Al Qaida y otros grupos", detenidos en este centro.

La dirección de seguridad de Trípoli, que también depende del ministerio del interior, anunció por su parte que varios atacantes fueron detenidos por las fuerzas de seguridad.

"Todas las infraestructuras de la base militar y el aeropuerto están bajo control y no resultaron dañadas", aseguró.

El GNA condenó lo que consideró un "ataque premeditado (...) que puso en peligro la vida de los pasajeros y la seguridad de la aviación civil".

"El personal del aeropuerto y los pasajeros fueron evacuados" desde el inicio de los combates, mencionó a la AFP un piloto de línea comercial que pidió el anonimato. "Vimos tanques en el perímetro del aeropuerto", agregó.

Aunque desde mediados del año pasado se ha constatado una mejora relativa de la seguridad en la capital, cada tanto ocurren combates esporádicos en el sector del aeropuerto de Mitiga, centro de una lucha de poder entre milicias.

La Fuerza Al Radaa es leal al GNA, de Fayez Al Sarraj, y con el apoyo de la comunidad internacional, actúa como una fuerza policial en Trípoli, que persigue tanto a los traficantes como a los sospechosos de pertenecer al EI.

Desde su instalación en Trípoli en marzo de 2016, el GNA nunca consiguió unanimidad, ni tampoco impuso su autoridad en zonas del país que siguen bajo control de decenas de milicias.

La ONU definió un plan de acción que prevé la celebración de elecciones este año, con el fin de encontrar una salida a la crisis.

Actualmente solo operan en el país las aerolíneas libias encargadas de vuelos nacionales y conexiones regulares con Túnez, Alejandría (Egipto), Ammán, Estambul y Jartum.