Barreda dominó las dunas y venció en la quinta etapa

EFE

El español Joan Barreda voló ayer sobre las dunas de Perú para ganar la quinta etapa del Dakar y dejar atrás el desierto con sus opciones intactas de luchar por el rally, mientras que en carros, Carlos Sainz se quedó mano a mano con Stéphane Peterhansel tras el abandono de Sébastien Loeb.

Barreda (Honda) se adjudicó su segunda etapa en este Dakar 2018, la vigésimo primera en sus participaciones en el rally, con un golpe de autoridad que le permitió rehacerse en la clasificación general al escalar a la cuarta posición. Había perdido un tiempo considerable en la tercera jornada.

El castellonense le recortó más de 18 minutos al líder del rally, el francés Adrien Van Beveren, del que ahora le separan apenas 7 minutos.

A pesar de que se encuentra resentido de una lesión en la muñeca izquierda, Barreda apretó sobre la arena, una superficie que no le maltrata tanto la mano, y se reivindicó como uno de los grandes favoritos del rally tras el abandono en la víspera del británico Sam Sunderland (KTM), vigente campeón del Dakar.

“Al final fue un buen día, como buscábamos. Mantuvimos un ritmo muy alto durante toda la especial y al final pudimos recuperar algunos de los minutos que perdimos el tercer día”, comentó Barreda.

El español apuntó que todavía tiene mucho retraso que recuperar pero está convencido de que tendrá oportunidades en las próximas etapas.

En carros ganó la etapa el francés Peterhansel (Peugeot), que se afianzó en el liderato del rally, pero su compatriota y compañero de equipo Loeb (Peugeot), que era su principal perseguidor en la general, tuvo que abandonar. Su copiloto quedó golpeado tras caer el vehículo a un agujero en el desierto.

El abandono de Loeb deja al español Sainz (Peugeot) como único rival con posibilidades cercanas de disputarle el rally a Peterhansel durante las próximas etapas que se desarrollarán por Bolivia y Argentina.

Sainz cedió en esta etapa más de 18 minutos sobre Peterhansel y se quedó en la general a media hora del galo, ganador de las dos últimas ediciones del Dakar y acreedor de 13 victorias en el rally, 6 de ellas en moto.

El recorrido del día tuvo para los autos y camiones 934 kilómetros, de los que 268 fueron cronometrados, entre las ciudades peruanas de San Juan de Marcona y Arequipa.

La sexta etapa del Dakar será la primera que se corra en altura, ya que partirá hoy desde Arequipa y por primera vez el rally llegará a la orilla occidental del Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, con 3.800 metros sobre el nivel del mar, antes de cruzar a Bolivia y llegar a La Paz.