Al-Attiyah y Sunderland se adueñaron de la tercera etapa

Sam Peterhansel comanda la tabla de posiciones en autos, mientras Sunderland se hizo con el primer lugar en motos luego de relevar a Joan Barreda en la tabla general

Nasser Al-Attiyah (Toyota) en autos y el británico Sam Sunderland

(KTM) en motos, pasaron a comandar el rally Dakar, tras la disputa de la tercera etapa. Sam Peterhansel terminó en segundo lugar, a 4:05 minutos del catarí. Al-Attiyah ganó el tramo entre las ciudades peruanas de Pisco y San Juan de Marcona, con un tiempo de 3 horas 9 minutos y 8 segundos para el especial de 295 km.

Tercero fue el español Carlos Sainz a 5:47 minutos del catarí. El francés Sébastien Loeb (Peugeot) arribó a 8:34 del vencedor y quedó a 10:11 minutos de su compañero de equipo Peterhansel en la general. La etapa estuvo marcada por el incendio del Toyota de los argentinos Alicia Reina y Carlos Pelayo, que logaron salir ilesos.

Camino al bicampeonato. El inglés Sam Sunderland, campeón vigente del Dakar en moto, que había ganado el sábado la primera etapa, hizo un tiempo de 3 horas 20 minutos 43 segundos para los 295 km de recorrido por las arenas peruanas.

Segundo fue el argentino Kevin Benavides, de Honda, a 3:03 minutos y tercero el australiano Toby Price (KTM) a 3:28 minutos. Convertido en el primer inglés en ganar el célebre rally Dakar en 2017, Sunderland hizo valer su experiencia en la arena, ya que vive en Dubai, para empezar a tomar distancia en la clasificación general frente a sus principales rivales.

El francés Adrien Van Beveren (Yamaha), segundo en la general al iniciarse la etapa, perdió 13:11 minutos al igual que su compañero de equipo en la marca japonesa Xavier de Soultrait, que llegó a 11:52 minutos, y no tuvo una buena actuación en la etapa.

También perdió terreno el español Joan Barreda, que había ganado el domingo la segunda etapa y se había hecho del liderato. El español del equipo Honda se perdió en las dunas y llegó treinta minutos más tarde que Sunderland este lunes. “No pude encontrar el punto de referencia y tuve que ir para atrás unos quince kilómetros al punto de referencia anterior, e ir para atrás otros 30 km”, explicó Barreda. “No puedo cometer más errores”, aseguró. El cuarto especial, de 330 km, se disputará el martes alrededor de la ciudad de San Juan de Marcota.


La etapa más larga

La tercera etapa del rally volvió a tener las dunas del desierto peruano como protagonistas, en un trazado similar al del día anterior, con dunas de diferentes características -lisas y cortadas-, que dificultaron mucho la navegación a los pilotos. Tras la especial del día, los competidores afrontaron un tramo de enlace de 208 kilómetros hasta llegar a San Juan de Marcona, que será el punto de partida y de llegada de la cuarta etapa, a disputarse mañana, nuevamente sobre la arena blanda del desierto peruano. La cuarta etapa será una de las más exigentes del rally, con un tramo arenoso de hasta 100 kilómetros, uno de los más largos que ha tenido el Dakar en toda su historia.