La Opinión: Prostitutas venezolanas inundan las calles de Cúcuta

El centro de la ciudad de Cúcuta en Colombia es, durante gran parte del día, una zona agitada y congestionada por el andar de cientos de transeúntes que circulan a lo largo de bares, cantinas, billares, supermercados entre otros establecimientos locales.

Al caer la noche, un cambio en el ambiente se torna pleno de diversión en la zona: música, bebidas embriagantes, sexo y drogas da inicio al anochecer.

Mujeres  que dejaron atrás sus hogares y familias y salieron de Venezuela para ingresar al vecino país buscando una mejor calidad de vida, ahora integran un entorno oscuro. LA mayoría de las féminas no le cuentan a sus familiares por vergüenza.

El caso de Naomi de 22 años, asegura que salió de Venezuela en busca de trabajo porque en el país la situación económica es bastante aguda. “Allá, si teníamos dinero para comer, no había para comprarles pañales a mis hijas, era algo muy triste para mí, por eso decidí venirme para acá (Cúcuta)”, relata.

Así como Naomi, quien se dedico a vender su cuerpo, cientos de mujeres aseguran que su trabajo es como cualquier otro y asumen los riesgos: bandas criminales, prostitución y contagio de enfermedades sexuales.

Lea la nota completa en La Opinión.