Claves para entender las nuevas medidas migratorias en Colombia

EFE

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, llegó este jueves a Cúcuta para atender la situación de venezolanos que entran masivamente a este país debido a la crisis que, en todos los ámbitos, afecta a Venezuela.

Conjuntamente con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el gobierno colombiano aseguró que habilitará centros para atender a los migrantes. Con esta medida se podrían albergar a 2.000 personas, afirmó el presidente del país vecino.

Se creó el Grupo Especial Migratorio (GEM) que comenzará hoy a trabajar y "reforzará aún más el control y la seguridad en la frontera". Su labor será la de prevenir "alteraciones del orden público donde haya migrantes involucrados", así como orientarles, controlar la prostitución y el contrabando, entre otros.

Santos pidió “tolerancia y paciencia” en torno a este asunto migratorio crítico por parte de Venezuela. Anunció que se invertirán 1.000 millones para impulsar la generación de empleos en Cúcuta, especialmente en empresas de confección.

El mandatario anunció una nueva plataforma de identificación para los venezolanos en el país que se podrá diligenciar en las oficinas de la Personería y la Defensoría del Pueblo en todo el territorio nacional.

El jefe de Estado de colombiano además ordenó detener los registros para solicitar la Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF), que empezó a funcionar desde mayo de 2017 para controlar el movimiento de los venezolanos en los corredores fronterizos. A partir de este momento, los extranjeros que desean ingresar al territorio nacional deberán presentar el pasaporte vigente o la TMF expedida por Migración Colombia.

Santos aprovechó la ocasión para reiterarle al presidente Nicolás Maduro la necesidad de la apertura del canal humanitario para atender la crisis en salud y alimentación.

Según Migración de Colombia, en el país se calcula la presencia de unos 600.000 ciudadanos venezolanos.

Con información de agencias