El papa Francisco envió un mensaje de inclusión a los refugiados

EFE

El papa Francisco dirigió durante su homilía de la Santa Misa, en la Basílica de San Pedro, unas palabras a favor de los migrantes, invitándoles a que asistieran al ritual religioso.

"Este año he querido celebrar la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado con una Misa a la que estáis invitados especialmente vosotros, migrantes, refugiados y solicitantes de asilo. Algunos acabáis de llegar a Italia, otros lleváis muchos años viviendo y trabajando aquí, y otros constituís las llamadas segundas generaciones”, dijo.

Con las palabras de Jesús, "venid y veréis", el papa Francisco recordó su mensaje:

"En el mensaje para la Jornada de hoy escribí: 'Cada forastero que llama a nuestra puerta es una ocasión de encuentro con Jesucristo, que se identifica con el extranjero acogido o rechazado en cualquier época de la historia", dijo.

Su mensaje continuó: "Y para el forastero, el migrante, el refugiado, el prófugo y el solicitante de asilo, todas las puertas de la nueva tierra son también una oportunidad de encuentro con Jesús. Su invitación 'Venid y veréis' se dirige hoy a todos nosotros, a las comunidades locales y a quienes acaban de llegar".

Como informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede, estaban representados 49 países, de procedencia de los migrantes y refugiados, que acudieron con sus banderas respectivas, sus trajes, cantos y música tradicionales.