Se conmemoran 366 años desde la aparición de Nuestra Señora de Coromoto

Cerca del lugar en el que apareció la Virgen se erigió el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, el cual fue consagrado el 7 de enero de 1996, e inaugurado con la solemne Eucaristía presidida por su Santidad el Papa Juan Pablo II el 10 de febrero de 1996 en Guanare 

Tags

Feligreses conmemoraron este sábado 366 años desde la aparición de Nuestra Señora de Coromoto de Guanare. Los trabajadores del Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto de Guanare vistieron a la virgen para recibir a los cientos de feligreses durante la santa misa.  

"Tiene que haber respeto, porque para eso Dios los unió", dijo José de Jesús, obispo de la Ciudad de Guayana, así lo reseñó El Impulso. 

 El obispo comentó que las relaciones matrimoniales deben siempre permanecer bajo la unión. Durante la misa también hubo bailes tradicionales imitando a las sociedades indígenas. 

 Aparición de la Virgen

El cacique Coromoto, su esposa, su cuñada Isabel y un sobrino vieron el 8 de septiembre de 1652  a una mujer extraordinaria, mientras que caminaban entre el río Guanaguanare y Tucupido.  

"Vayan a casa de los blancos y pídanles que les eche el agua en la cabeza para poder ir al cielo", le dijo la virgen a Coromoto antes en el mismo lugar, pero él se había rehusado. 

El cacique apuntó para matarla con una flecha y empujarla, pero la virgen María se le acercó y desapareció al colocarle un pequeño pergamino de dos centímetros de largo con su imagen. 

El cacique Coromoto huyó a la selva, y al ver que la Santísima Virgen había logrado nada con él, permitió que lo mordiera una serpiente venenosa. Entonces volvió su corazón a Dios y comenzó a pedir el bautismo, el cual le fue administrado por alguien que pasaba por ahí. Al bautizarse se convirtió en apóstol.

Cerca del lugar en el que apareció la Virgen se erigió el Santuario Nacional Nuestra Señora de Coromoto, el cual fue consagrado el 7 de enero de 1996, e inaugurado con la solemne Eucaristía presidida por su Santidad el Papa Juan Pablo II el 10 de febrero de 1996. 

Leer más aquí