Rubén Lanz irá por la sorpresa en el Clásico Simón Bolívar

A medida que se acerca la hora de la disputa de la edición número 71° del Gran Premio Clásico Simón Bolívar, exclusivo para ejemplares de tres y cuatro años de edad, crece la expectativa en el ambiente hípico por ver en acción a 14 de los mejores ejemplares de La Rinconada en la distancia de 2.400 metros.

Tres yeguas retarán a los machos en la carrera que fue pautada como la décima del programa (5:00 pm) con premio de 100 millones de bolívares para repartir entre los mejores clasificados.

El entrenador Rubén Lanz, ganador con el moro Chao en la edición de 2013, afirmó que su pupilo Rayo Negro se destacó con los mejores entrenamientos y se encuentra listo para superar a los favoritos que le saldrán al paso.

 “Mi presentado está muy bien para este importante compromiso. Lo importante es que salga controlado durante los metros iniciales para conserve energías en los tramos decisivos en el agotador recorrido de 2.400 metros”, indicó el preparador que retiró de la carrera al caballo Ravello por problemas en una de sus patas.

Gran Will, con récord de cuatro ganadas en 11 presentaciones, saldrá como el favorito con la monta de Jaime Lugo y el entrenamiento de Riccardo D’Angelo, profesionales que también buscarán anotar su nombre, por segunda vez, en el tope del marcador.

El caballo del haras La Orlyana viene de ganar el Copa de Oro en la misma distancia y, de acuerdo con la información suministrada en el establo de  D’Angelo, ha mantenido las condiciones y se encuentra listo para cruzar la raya en el tope del marcador.

A última hora se corrió el dato de El Cubita, un tordillo que entrena Juan Carlos Ávila para los colores del stud Haras Urama, conducido por Ángel Alciro Castillo.

El hijo de Mr. Maccol escoltó su compañero de establo Don Polidor en el Clásico Jockey Club de Venezuela y sus allegados aspiran a conseguir la victoria.

La de Horacio, principal candidata para representar a Venezuela en la Serie Hípica del Caribe que se efectuará en Gulfstream Park, será una de las enemigas de los machos.

Con la conducción de Wilbert León y el entrenamiento de Carlos Alberto Arteaga, buscará emular a Bambera, última hembra en conquistar la codiciada carrera.

Todo está listo para la disputa de la carrera más importante del hipismo venezolano.