GDA

Famosos que se separaron, pero tuvieron que seguir trabajando juntos

Fueron pareja, se separaron y tuvieron que convivir en escena sin importar lo mucho que desearan dejar de ver sus rostros para poder seguir adelante y superarlo. Sumado a lo incómodo del momento para cualquier mortal, vivirlo ante cámaras puede ser una prueba dura. Estas son las situaciones que muchas veces deben enfrentar los famosos. Y como si no fueran suficientes las horas compartidas de filmación disimulando reproches y recelos, queda por superar un mar de posibles terceros en discordia alrededor. 

Blake Lively y Penn Badgley. Ellos le dieron vida a Serena Van der Woodsen y Dan Humphrey, una de las parejas más queridas que dio las series. La pareja protagonista de Gossip Girl, que duró seis temporadas, tuvo su verdadero romance fuera de la historia: fueron tres años de amor y aunque la relación iba en serio, ella terminó casándose con otro antes de terminar la saga. Por tanto, Penn tuvo que actuar del gran amor de su vida, cuando en realidad la blonda actriz estaba iniciando una nueva vida por completo. Aunque no se los vio para nada incómodos en el rodaje, todo lo contrario, se mostraron muy cómplices, lo cierto es que la rubia contrajo matrimonio el 9 de septiembre con Ryan Reynolds, luego de conocerse en la película Linterna Verde. Badgley confesó luego de terminada la serie que no continuaron una amistad, sino que se trató de un vínculo estrictamente profesional.

Katie Holmes y Joshua Jackson. Los chicos, también fruto de una serie y pareja en la ficción, terminaron su relación amorosa pero siguieron filmando juntos. El éxito de Dawson's Creek era contundente y hubo que ponerle el pecho al asunto. Este par empezó a salir en 1998 cuando ella tenía tan sólo 19 años. En ese momento el romance fue noticia, ya que él fue su primer amor y así lo describió en la revista Rolling Sone: "Soy muy afortunada porque ahora es también uno de mis mejores amigos, casi como una prolongación de los personajes de la serie", dijo. Pero no duró. Eso sí, siguieron con la serie que finalizó con su temporada 6 en 2003. Y aunque luego de la separación de la actriz con Tom Cruise, hubo rumores que volvieron a vincularlos, lo cierto es que ellos juran que son buenos amigos.

Kaley Cuoco y Johnny Galecki. Fueron pareja en la genial serie The Big Bang Theory, en donde ella es la rubia sexy que conoce a un grupo de amigos nerds pero pronto, esa ecuación inexacta terminó en romance entre los personajes, y también entre los actores. Dos años mantuvieron en secreto la relación para no interferir con la trama y la mística de Leonard y Penny, pero al separarse, no sólo siguieron filmando, sino que se fue develando una historia de amor oculta, que aunque no funcionó, terminó en una gran amistad. Aunque sus fans, siempre sospechan que o desean en voz alta, que vuelvan a estar juntos.

Jennifer Lawrance y Nicholas Hoult. Los actores se conocieron en la película X-Men: Primera clase en 2011, pasaron a trabajar juntos de nuevo en X-Men: días del futuro pasado (2014) y se encuentran promocionando X-Men: Apocalipsis. Pero su historia no coincide plenamente con la saga completa, ya que en enero de 2013, luego de dos años de noviazgo, se separaron. Con tanto set compartido, reavivaron su amor en julio de ese año. Aunque el romance no duró y ya para agosto de 2014, sus caminos estaban definitivamente apartados. Como está a la vista, esto no les impidió para nada seguir en la historia de Marvel Comics llevada al cine que tantas satisfacciones les ha dado en el plano profesional.

Charlize Theron y Sean Penn. La pareja de ya consagradas y conocidas figuras del cine hollywoodense se unió en diciembre de 2013 en un vínculo amoroso que duró un año y medio. Fue a causa de la película The Last Face, en donde ella era dirigida por él. Aunque hubo rumores de compromiso, lo cierto es que ya para junio de 2015 no había relación. Eso sí, para presentar la película en el Festival de Cannes 2016 tuvieron que volver a grabar entrevistas juntos, recibir a la prensa y caminar por la alfombra roja como una verdadera dupla defendiendo el producto. En lo sucesivo, nunca más fue así.