Mineros obtuvo valioso empate en Barinas

La final de la Copa Venezuela se inició ayer con el partido de ida que enfrentó al  Zamora FC y a Mineros de Guayana en el estadio Agustín Tovar de Barinas, bajo un marco inmejorable.

Aunque al final el público asistente al recinto llanero quedó con un sabor agridulce luego del empate de los suyos 1-1 frente a los negriazules.

La igualdad tiene gran significado para Mineros por el gol conseguido como visitante. Además del envión anímico con el que llegará al compromiso, le otorga cierta ventaja para afrontar la vuelta en casa.

El juego, a pesar de que no contó con muchos goles,  tuvo emoción desde la propia primera parte, en la que ambas escuadras emprendieron sus acciones, pero no pudieron concretar.

Para la segunda mitad la tónica se mantuvo. Los albinegros, incesantes en el área minerista, obtendrían dividendo a los 51 minutos con gol del atacante Anthony Uribe.

Todo era fiesta y celebración en “La Carolina” hasta que en la fracción 84 Charlis Ortiz anotó el tanto del empate.