Defensa legal de Paolo Guerrero usó momias en juicio ante la FIFA

Un arqueólogo que explicó cómo la benzoilecgonina puede durar siglos en el organismo

EFE

Los abogados del futbolista peruano Paolo Guerrero utilizaron todo tipo de recursos existentes para demostrar la inocencia de su representado. Incluso, aquellos que se aproximan a lo curioso.

La defensa legal del jugador se apoyó en el uso de tres momias durante el juicio ante la FIFA por el resultado analítico adverso arrojado luego de una prueba antidoping por las Eliminatorias de Rusia 2018.

Bichara Neto y Pedro Fida, los abogados de Guerrero, hallaron a un arqueólogo para que explicara que la benzoilecgonina -sustancia encontrada en el organismo del peruano- puede permanecer en el cuerpo de una persona durante siglos.

"Eso ayudó a componer los argumentos de defensa. Por sí solo no sería decisivo, pero sumado a las otras pruebas fue valioso", comentó Bichara Neto a UOL Esporte.

Los tres cuerpos preservados fueron encontrados en la Cordillera de los Andes en 1999. Son de una chica de 15 años de edad, otra de cuatro y de un pequeño de cinco. La primera tenía en su cabello una cantidad considerable de benzoilecgonina, la cual provino de un ritual ancestral inca denominado capacocha.

Con este ejemplo, Guerrero logró que su sanción de un año será reducida a seis meses en el Tribunal de Apelaciones (TAS) de la FIFA. Aunque irá de todas maneras al TAS para buscar la absolución.