Atlético Madrid necesita obrar el milagro para pasar

Vivir o morir. Ese será el lema de varios equipos que pelearán por ingresar a los octavos de final de la UEFA Champions League. En algunos casos, dependen de sí mismos. En otros, deben ganar y ligar otro resultado para clasificar.

El Atlético Madrid tiene una misión complicada: vencer al Chelsea en Stamford Bridge y esperar que la Roma no triunfe frente al Qabarag en la capital italiana. De no ser así, deberá conformarse con la Europa League. Los colchoneros, terceros del grupo C con seis unidades, se han repuesto de un mal comienzo en la temporada y ya suman cuatro victorias consecutivas en todas las competencias. Mientras tanto el club londinense, líderes con 10 puntos) y con su lugar asegurado en la próxima fase, tiene seis partidos sin perder como local y la dupla Eden Hazard-Álvaro Morata vive un gran momento de forma.

En el Estadio Olímpico de Roma, La Loba (segunda con ocho unidades) recibirá al Qarabag (último de la zona), con el objetivo de finiquitar su clasificación a octavos. Con un triunfo, habrá logrado su cometido. "Solo estamos concentrados en este partido (contra el Qarabag) y en nuestra fuerza. Siempre lo he dicho: nuestro destino está en nuestras manos y depende de nuestra fuerza", dijo el entrenador Eusebio Di Francesco en la rueda de prensa previa al compromiso.

Arderá Europa. Otra llave que todavía tiene cosas por definir es la A. Basilea y CSKA Moscú, empatados con nueve unidades en la segunda posición, jugarán como visitantes contra Benfica (último sin puntos) y Manchester United (primero con 12), respectivamente.

La oncena suiza, por encima del conjunto ruso por mejor diferencia de goles (+4 contra -1), buscará una victoria que le permita trascender y no estar pendiente de lo que suceda en Old Trafford, donde la escuadra moscovita está obligada a ganar o empatar y que el Basilea no obtenga el triunfo en Lisboa para pasar.   

En el D, la Juventus, segundo con 8, visitará al Olympiacos en Atenas y el Sporting Portugal (tercero con 7) se enfrentará con el Barcelona en el Camp Nou. El cuadro lisboeta está obligado a sumar los tres puntos y que la Vecchia Signora no haga lo mismo para conseguir el boleto.


Bayern quiere revancha

El París Saint-Germain, vencido el sábado por primera vez esta temporada, defiende su primera  casilla del grupo B en Múnich frente al Bayern, que quiere vengar el 3-0 que recibió en la ida. Los bávaros necesitan remontar los tres goles para acceder al primer puesto, por lo que el PSG tiene todo a favor para acudir el 11 de diciembre al sorteo como líder de la llave B, lo que le otorgará teóricamente mejores opciones.

Imparable, el PSG tiene además la ocasión de ampliar su récord goleador en la fase de grupos (ha marcado 24 tantos en 5 partidos). Pero ¿cómo reaccionará tras su primera derrota de la temporada, el sábado en la Ligue 1 ante el Estrasburgo?