Ex presidente del Parlamento catalán está libre tras pagar fianza

La ex presidente del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, quedó en libertad tras pasar la noche en prisión y pagar una fianza de 150.000 euros.

En su interrogatorio ante el tribunal todos los acusados atribuyeron a la declaración secesionista un valor simbólico y acataron las medidas del gobierno central para restablecer la legalidad constitucional.

“Volvemos a casa.. Con la conciencia tranquila de haber actuado correctamente”, se congratuló Forcadell en Twitter luego de abandonar la cárcel de mujeres de Alcalá Meco.

La ex funcionaria declaró el jueves ante el Tribunal Supremo español junto con otros cinco diputados, investigados por rebelión, sedición y malversación como integrantes del órgano rector del Parlamento catalán que permitió la votación de la declaración de independencia el 27 de octubre.

El juez dejó en libertad sin medidas cautelares a uno de ellos, el único no independentista, y los otros cuatro recibieron plazo de una semana para pagar una fianza de 25.000 euros, y rechazó la prisión incondicional solicitada por la Fiscalía.

En su decisión el magistrado argumentó que no había riesgo de reiteración, pues los querellados manifestaron que renunciaban a la vida política o de seguir en ella lo harán rechazando cualquier actuación fuera del marco constitucional.

El portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, consideró que las declaraciones de los parlamentarios suponen un regreso de todos ellos a la legalidad constitucional. Las medidas contrastan con la prisión preventiva decretada por la Audiencia Nacional contra ocho miembros del gobierno catalán destituido y dos dirigentes de asociaciones independentistas.

El ex presidente Carles Puigdemont y otros cuatro antiguos ministros esperan en Bélgica la resolución de la justicia de ese país sobre su entrega a España.

Los secesionistas buscan mantener las movilizaciones de calle ante las elecciones de diciembre, en las que esperan retomar el poder de la comunidad autónoma. Convocaron otra protesta para el día de hoy en Barcelona, que estará encabezada por familiares de los líderes encarcelados.

“Sería importante que hubiera una participación masiva en las elecciones catalanas”, dijo el jefe del gobierno de España, Mariano Rajoy, en un evento al que asistió el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker.

El gobierno español mostró preocupación por muchos mensajes en redes sociales ligados a la crisis catalana provenientes de territorio ruso, un tema que planteará el lunes ante la Unión Europea.

“Europa tiene que tomarse este asunto muy en serio”, dijo Méndez de Vigo, luego de que el jefe de las fuerzas de la OTAN en Europa, el general estadounidense Curtis Scaparrotti, llamó a Rusia a que cese su interferencia en los comicios de Europa, incluida Cataluña.