Delsur se integró al sistema de pago móvil interbancario

Delsur se integró al sistema de pago móvil interbancario a través de su servicio Pagos D-2 que permite enviar o recibir dinero de manera directa e inmediata utilizando el número de teléfono móvil como medio de pago para movilizar fondos.

Para utilizarlo, los clientes deben afiliarse a través de Delsur Online. Allí pueden definir el monto máximo diario (el tope es de Bs 800.000), el número de teléfono que usarán para hacer y recibir pagos y la cuenta para las transacciones.

Este servicio tiene mucho potencial no solo para las personas naturales en general, sino también para aquellos profesionales de libre ejercicio, personas que trabajan por cuenta propia o pequeños comerciantes, pues es un medio de pago alternativo sin necesidad de utilizar el efectivo.

Lo más beneficioso al momento de utilizar el servicio es no hay que descargar ninguna aplicación adicional, pues los clientes de Delsur pueden ejecutar los pagos de este sistema dentro de la misma aplicación Delsur Móvil. Además, estima que en los próximos meses estará también disponible para hacer transacciones usando la mensajería de texto (SMS) para aquellos usuarios que no poseen teléfonos inteligentes o para cuando no esté disponible una conexión a Internet.

Con este servicio, Delsur se une a los otros 11 bancos del sistema que ya han implementado las transferencias inmediatas a través del sistema de pago móvil interbancario que busca reducir el uso del dinero en efectivo y agilizar las transacciones entre personas naturales.

La idea es darle la facilidad al mayor porcentaje de clientes, se estiman que aproximadamente 19.000 clientes del banco sean usuarios activos del servicio (entre pagadores y receptores) en los próximos 12 meses.

Desde la misma aplicación el cliente tiene la opción de llevar un control de sus pagos y administrar el monto máximo que fijó. Además, el banco permite afiliar números de teléfono diferentes para cada cuenta del cliente.

Este sistema cumple con todos los estándares de seguridad habituales de la banca venezolana y que además no se comparte información sensible al momento de hacer las transacciones.