Unesco reconoce que aumentó población en edad escolar sin educación

El aumento progresivo en los últimos seis años de la cantidad de niños y adolescentes que están en edad escolar, pero no forman parte del sistema educativo ha sido registrado por la Unidad Estadística de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura sobre Venezuela.

En 2015 la Unesco contemplaba a 264.665 niños que deberían estar cursando primaria, pero no lo estaban: 21.471 más que en el año 2014. La data también refleja que 163.249 adolescentes les correspondería estar estudiando bachillerato pero están fuera de las aulas: 28.090 más que en 2014.

“La Unesco señala altos y bajos en la búsqueda de la inclusión de todos los venezolanos en etapa de primaria, considerada la más importante de las opciones educativas para salir de la pobreza”, refiere el análisis de estos datos que hace Luis Bravo Jáuregui, director de la Línea de Investigación Memoria Educativa Venezolana.

El organismo señala que la cobertura de preescolar para 2015 era de 75,32%, mientras que en la etapa de educación preescolar el organismo señala que la cobertura es 24,68% de la población en este nivel de 3 a 5 años no está escolarizada. “La Unesco reconoce los avances en esta materia, pero también permite visualizar lo que no está del todo bien”, dice el análisis del investigador de la Universidad Central de Venezuela.

Bravo advierte que la estadística que presenta la Unesco no permite establecer las edades escolares con mayor precisión. Afirma que los agrupamientos que hace el organismo en su data no corresponden a la Constitución ni a la ley en Venezuela. Dice que probablemente esto implica que el Estado venezolano no les suministró la información detallada.

El investigador también critica en su informe que el porcentaje de inscripción bruta en el caso de primaria (nivel educativo considerado como el más importante para salir de la pobreza), bajó de 104,62% en 2007 a 100% en 2015.

Ratifica que desde 2007 en Venezuela existe “una severa contracción de la inscripción en primer grado de primaria”.

Datos que brillan por su ausencia en la plataforma de la Unesco son sobre el gasto del Estado venezolano en educación, ya que no se muestra información desde el año 2009 en adelante.

“Pocas conclusiones,  con la información que el Estado venezolano entrega a la Unesco, se pueden sacar de este indicador capital para entender lo que realmente está ocurriendo en la educación venezolana”, dice el educador en su análisis.

Más pobreza. Otro cuadro disponible en el sitio web del organismo identifica que 14,9% de la población en el país está bajo el límite inferior de ingreso digno para acceder al consumo razonable de acuerdo con los estándares internacionales.

Bravo advirtió que si bien la cifra es mucho menor a los cálculos que realizan centros especializados en el país, es la primera vez que la Unesco retrata la pobreza en Venezuela en comparación a los Informes de Seguimiento de la Educación en el Mundo entre los años 2002 y 2015, donde por el contrario ha exaltado los programas sociales del gobierno nacional para combatirla.

“Para el año 2016 reconocen 463.509 (muy) pobres en el país”, indica el reporte del educador de la UCV. “La pobreza es tal vez la principal barrera de acceso a la educación”, subraya el informe Educación Para Todos de la Unesco en 2015.

La Unesco reconoce los avances en materia educativa, pero también permite visualizar lo que no está del todo bien”.

Luis Bravo Jáuregui

Director de Memoria Educativa Venezolana


Persistencia del analfabetismo

Luis Bravo Jáuregui, director de la Línea de Investigación Memoria Educativa Venezolana, recordó que en el año 2005 se declaró a Venezuela como un territorio libre de analfabetismo, pues el gobierno aseguró que en un período de dos años lograron hacer que 1,5 millones de personas supieran leer y escribir a través de la Misión Robinson y método “Yo sí puedo”. No obstante, la data del censo del Instituto Nacional de Estadística reflejaba que en el año 2011 había 1.418.358 personas analfabetas, cifra que los expertos indicaron “desmontó el milagro educativo”. El investigador de la UCV refiere que las estadísticas de la Unesco nunca han reflejado que el 100% de la población esté alfabetizada. La última data del organismo indica que 2,27% de la población del país entre 15 y 24 años de edad y 16,02% de las personas con 65 años de edad y más no saben leer y escribir.