Estudiantes tienen fallas en lenguaje y matemáticas

l grado de escolarización sin aprendizaje se incrementa en todo el mundo, según el informe del Banco Mundial 2018 en el cual se indica que millones de niños “aún pasando por escuelas durante años, no saben leer, escribir ni hacer operaciones matemáticas básicas”, y que en países en vías de desarrollo como Brasil y Perú, la desigualdad social y la pobreza afecta cognitivamente la capacidad de retención y entendimiento de los estudiantes.

Aunque en Venezuela no se hacen evaluaciones del sistema educativo desde el año 1996, educadores apuntan que los niños y adolescentes presentan deficiencias en matemáticas, lenguaje, comprensión lectora y ortografía.

Juan Maragall, secretario de Educación del estado Miranda, explicó que en la última medición del año 2017 el puntaje de conocimientos en lenguaje se elevó a 13 puntos, mientras que en matemática se ubicó en los 11 puntos, lo que representa una mejora en la asimilación de los contenidos en comparación con 2009 cuando el promedio de aprendizaje en matemáticas era de 0.5 sobre 20 mientras que en lenguaje era de 0.7 sobre 20, muy por debajo de la media. “Están saliendo mejor preparados, pero no significa que sea suficiente”, dijo.

Para Luisa Pernalete, coordinadora del programa Educación para la Paz de Fe y Alegría, el hambre en los escolares acarrea trastornos cognitivos irreversibles que dificultan la asimilación de los contenidos impartidos en clase. Precisó que la desnutrición severa es uno de los factores que más afecta a los niños desde preescolar, cuando ven mermada su capacidad de retención: “Algunos ni siquiera pueden mantenerse en pie. Asimilan algunos contenidos y en otras tienen lagunas”.

La educadora coincide con Maragall en la importancia de los mecanismos de evaluación educativa que fueron abandonados en Venezuela hace más de 20 años. “Vemos con más preocupación que los bachilleres llegan a la universidad sin dominar las herramientas básicas. No tienen comprensión lectora. No saben leer ni escribir correctamente”, añadió que la actualización del pénsum en los planteles públicos y privados debe fomentar la convivencia para generar un cambio educativo a largo plazo.