Alumnos y sociedad civil integraron alianza para la reconstrucción del país

La dirigencia del movimiento estudiantil se tomó un tiempo para repensar la manera de ayudar en la reconstrucción de Venezuela. Los estudiantes decidieron cohesionar esfuerzos entre la universidad y la sociedad civil para crear un proyecto de país con acciones y propuestas.

Luego de las protestas de 2017, los universitarios estuvieron de bajo perfil. En esos meses surgió la idea de trabajar en los proyectos Habla Venezuela Libre y Acuerdo por la Paz, iniciativas que nacieron de algunos dirigentes de las universidades de Caracas en la UCV. La primera fue creada por estudiantes y la segunda, que comenzó en 2016, por dos profesores. Ahora ambas tiene un objetivo en común: buscar soluciones a los problemas de la gente.

“Como opositores a este gobierno tenemos que construir nuestro proyecto de país, pero eso debe venir desde la sociedad civil, desde la gente y no siempre desde la cúpula”, manifestó Erick Izaguirre, dirigente estudiantil de la Universidad Metropolitana, que forma parte del grupo de alumnos que trabajan en el proyecto. Dijo que es necesario llevar a la ciudadanía a la sensatez y al entendimiento. Consideró que es fundamental el reconocimiento no solo del adversario, sino también de los aciertos y errores de la dirigencia. “Con el ego inflado no se saca al país adelante”, dijo. Indicó que las soluciones deben proponerse en función de los venezolanos.

“Debemos combatir también desde las ideas”, añadió Germán González, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Estudios Políticos de la UCV. Indicó que la actual postura de la dirigencia estudiantil es de ser agentes de cambios y no solamente críticos.

Comparó el contexto actual de Venezuela con el de algunos gobiernos dictatoriales en Latinoamérica y aseguró que los finales de estos sistemas se han dado con organización. Es por ello que comenzaron una jornada de trabajo y discusión con más de 130 ONG y profesores en las universidades para articular las iniciativas en beneficio del país.

Las actividades comenzaron el año pasado en la UCV y en los próximos meses se extenderán a cuatro universidades caraqueñas: Metropolitana, Monteávila, Alejandro Humboldt y Simón Bolívar; después, a las casas de estudios ubicadas en las regiones. “La idea es que los foros salgan de las propuestas y luego salir a la calle a replicar el mensaje de esperanza y futuro”, expresó González.

Después de recabar las ideas de académicos y estudiantes, estos se enfocarán en las comunidades en las que se tiene planificado desarrollar asambleas para escuchar las necesidades de sus habitantes, y de allí realizar proyectos y ponerlos al servicio de quienes deseen desarrollarlos.