En Makro y Bicentenario ya es obligado poner la huella