Los venezolanos no pueden comprar el petro con bolívares

En el portal oficial, en el que se promueve la preventa de la moneda digital, solo permite las transacciones en dólares y euros

Foto: Panorama

El presidente  Nicolás Maduro ha asegurado que su criptomoneda, el petro, permitirá "promover el bienestar y acercar el poder a la gente". Un reto, tomando en cuenta que los venezolanos no podrán ni siquiera comprarlo. En el portal oficial, en el que se promueve la preventa de la moneda digital, que finalizará el 19 de marzo, solo acepta las transacciones en dólares y euros y las monedas rivales Bitcoin y Ether, señala la agencia Bloomberg.

Debido al férreo control cambiario, los venezolanos no pueden adquirir divisas libremente en el mercado. De manera que el gobierno excluye a los residentes en el país al no admitir bolívares en la preventa del petro.

Las opiniones de los usuarios de Twitter estuvieron divididas. Algunos mostraron su molestia y otros fueron más jocosos después de descubrir que no podían comprar la criptomoneda de su propio país. El usuario @JanethMcc escribió: "Solo tengo mi moneda, el bolívar, y no puedo acceder al petro. Exijo una explicación como venezolano".

Los venezolanos podrán comprar petros con bolívares en el mercado secundario, que probablemente cotice en línea a la tasa del mercado negro. Ser propietario de criptomonedas es atractivo en países plagados de inflación con controles de divisas como Venezuela, ya que proporcionan una forma de proteger el ahorro, añadió Bloomberg.

El gobierno, que debe aproximadamente 60 millardos de dólares a acreedores extranjeros, ha recaudado cerca de  735 millones de dólares hasta el momento de la venta de petro, según Maduro. La cantidad máxima que se espera obtener es de alrededor de 4,9 millardos de dólares y eso es si el gobierno logra vender los 82,4 millones de petros emitidos en la preventa a una oferta pública de 60 dólares por token, un valor que se basa en un barril de petróleo.

Cerca de la mitad de lo recaudado se destinará a un "fondo soberano", mientras que el resto se dirigirá al desarrollo del proyecto, de acuerdo con el llamado libro blanco que describe el plan.

No está claro por qué los inversionistas comprarían a ese precio, dijo Russ Dallen, director general de Caracas Capital a Reuters. No hay garantía de que puedan intercambiar petros por petróleo, indicó.

Los inversionistas, además, tendrían que pasar por alto la confusión sobre cómo funcionará la moneda. El libro blanco dice que el petro está construido en la red Ethereum, y la guía del usuario que el gobierno publicó indica que está en la red de NEM. También hay dudas sobre si los 735 millones dólares recaudados hasta el momento por el gobierno son ciertos, debido a que el blockchain público del petro muestra entradas por la mitad de esa cifra.

Los especuladores estaban dispuestos a comprar criptomonedas basadas en un meme y el autoproclamado "Token de Ethereum inútil", por lo que todo es posible. "Al precio correcto, la gente comprará cualquier cosa. Incluso el último chiste de Venezuela", dijo Dallen.